Una junta de Dia con citas a El Quijote y acusaciones: “Nos han metido la mano en los bolsillos”

Los accionistas minoritarios tomaron la palabra en la junta de Dia para mostrar su descontento por el deterioro de la compañía

Una junta de Dia con citas a El Quijote y acusaciones: “Nos han metido la mano en los bolsillos”

Pese a un cuórum inusualmente bajo, de solo el 54% del capital, la Casa de América se llenó de accionistas de Dia preocupados por el devenir de la compañía.

Un sentimiento generalizado entre los allí presentes, que pese a la victoria final de Fridman, se mostraban resignados ante dos opciones, la del magnate ruso y la del consejo de administración de la compañía, que no convencían prácticamente a nadie.

Así lo dejaron patente tanto la decena de pequeños accionistas que tomaron la palabra como las reacciones del auditorio, que respondía con aplausos generalizados a cada discurso crítico con el consejo y con las actuaciones de Letterone. Una de las intervenciones más celebradas fue la de Esteban Cudial, minoritario que aseveró que, “objetivamente, nos han metido la mano en los bolsillos”, en alusión a la caída que ha sufrido el valor de las acciones, de más de un 80% en los últimos años.

Otro de los más aplaudidos fue Javier Rodríguez: “Si no están todas las partes contentas, al menos en algo satisfechas”, dijo citando a El Quijote, para inmediatamente arremeter contra la oferta de 0,67 euros por acción ralizada por Letterone, al que recordó que el precio equitativo es de 3,73 euros: “La empresa vale, por lo menos, la mitad”, dijo levantando la ovación del auditorio. Este minoritario, que citó también a Ortega y Gasset y Antonio Machado, comparó la batalla por la toma de control de Dia con el sitio de Malta de 1565: “Como entonces, vamos a perder la batalla, pero tengan en cuenta que vamos a ganar la guerra”, avisó.

Pero el más contundente fue José Antonio del Barrio, que apostó por el concurso de acreedores voluntario como la mejor opción de la compañía, y criticó de forma vehemente tanto al consejo (“no son válidos para ejecutar su plan”) y Fridman: “¿Quiere comprar la empresa por 0,67 euros? Es usted un espabilado”. Tanto sus intervenciones como las del resto de oradores convivieron con las protestas de los trabajadores de Dia concentrados en el exterior del auditorio, pero que se escuchaban con nitidez desde el mismo. Unas protestas promovidas por CC OO en el marco de la negociación del ERE que la empresa ha planteado a los representantes de los trabajadores.

“Es una medida dolorosa que intentamos mitigar con distitnso planes sociales. Queremos salvar la mayor arte de puestos de trabajo”, dijo el consejero delegado de Dia, Borja de la Cierva. Tras la última reunión, el ERE afectará a 1.526 trabajadores, un 26% menos de lo previsto en un inicio.

Normas