Privacidad

Facebook se enfrenta a una investigación criminal en EE UU por cómo compartió datos

La compañía, que este miércoles sufrió una larga caída de su servicio, de Instagram y de WhatsApp, está investigando el caso y no descarta "reembolsos para sus anunciantes"

Mark Zuckerberg se vio obligado a testificar en el Congreso de EE UU por el escándalo de Cambridge Analytica.
Mark Zuckerberg se vio obligado a testificar en el Congreso de EE UU por el escándalo de Cambridge Analytica.

Facebook sigue cosechando malas noticias. Los fiscales federales de Nueva York han iniciado una investigación criminal sobre los acuerdos alcanzados por la compañía para compartir datos de sus usuarios con otras empresas, la mayoría de las veces sin el conocimiento de los usuarios, según ha informado The New York Times, que avanza que, aunque aún se desconocen cuándo se integró el jurado y cuáles son los cargos, el caso podría resolverse con imputaciones penales.

El periódico estadounidense añade que el gran jurado de Nueva York ha llamado a declarar a “al menos dos importantes fabricantes de smartphones y otros dispositivos” para que faciliten información sobre el tema, dado que se habrían asociado con Facebook y habrían accedido a información personal de cientos de millones de usuarios de la red social. Se desconoce, según el diario, cuándo se llevarán a cabo dichas comparecencias.

Los fiscales federales de Nueva York tratan de conocer cómo se gestaron y quién o quienes son los responsables de los acuerdos de intercambio de información cerrados por Facebook con más de 150 compañías, entre ellas Netflix, Spotify, Amazon, Apple, Microsoft, Samsung y Sony. Unos acuerdos que habría permitido a los socios de la red social acceder a datos privados de los usuarios de Facebook, como ver quienes eran sus amigos o su información de contacto.

El diario neoyorquino explica que no está claro cuándo comenzó esta investigación o en qué se está enfocando, pero sí recuerda que Facebook está también bajo el escrutinio de la Comisión Federal de Comercio de EE UU, por el robo de datos de unos 87 millones de usuarios, y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) y el Departamento de Justicia por el escándalo de Cambridge Analytica, consultora que se aprovechó de los datos personales de decenas de millones de usuarios de Facebook y trabajó para la campaña política de Donald Trump. Un caso que golpeó severamente la reputación de la red social y llevó a Zuckerberg a declarar ante el Congreso de EE UU y el Parlamento Europeo.

Ante esta información, Facebook, que podría afrontar multas millonarias (solo la de la FTC podría rondar los 2.000 millones de dólares), ha dicho a AFP que “ya se ha informado de que hay investigaciones federales en marcha, incluso por parte del Departamento de Justicia. Como hemos dicho antes, estamos cooperando con los investigadores y tomamos las investigaciones en serio”.

Caída de Facebook, Instagram y WhatsApp

Los problemas de Facebook no quedan ahí. La compañía sufrió este miércoles una caída parcial de su servicio en varios países de Europa, América y Asia, que también afectaron a Instagram y WhatsApp. La red social, que cuenta con 2.300 millones de usuarios en el mundo, ha reconocido hoy que la interrupción duró 22 horas, lo que la convierte en la más larga de su historia. Durante todo ese tiempo, sus usuarios no pudieron enviar mensajes, compartir contenidos o publicar comentarios. Igualmente, los de Instagram no pudieron publicar fotos, y los de WhatsApp intercambiar mensajes e imágenes.

Facebook ha asegurado que el problema ya está resuelto, y a última hora de este jueves ha informado que se debió a un cambio en la configuración de uno de sus servidores. La compañía ya había señalado el día anterior que no se había debido a "un ataque de denegación de servicio". 

La interrupción de los tres servicios podría tener un coste para la compañía de Zuckerberg, pues según recogen Reuters y Bloomberg, Facebook, que obtiene sus ingresos del negocio publicitario, sigue investigando el impacto de la caída y no descarta la posibilidad de hacer reembolsos a sus anunciantes. La red social también podría hacer frente a algún tipo de reclamación por parte de algunas empresas clientes, pues la caída también afectó a Facebook Workplace, la versión de la red social específica para la comunicación interna para empresas.

El incidente, sin duda, supone otro revés para la compañía, que no solo está inmersa en varias investigaciones por el uso de la información privada de sus usuarios sino que se enfrenta a campañas como la emprendida por la senadora demócrata estadounidense Elizabeth Warren, quien está pidiendo restar poder a Facebook y a otras grandes empresas como Google o Amazon.

Normas