Eléctricas

Iberdrola y sus socios reactivan la salida a Bolsa de Neoenergia

La operación ya fue suspendida a principios de 2017

Ignacio Sánchez-Galán, presidente de Iberdrola.
Ignacio Sánchez-Galán, presidente de Iberdrola.

La brasileña Neoenergía, controlada por la española Iberdrola, ha puesto en marcha su salida a Bolsa en Brasil, operación que intentó en 2017 y ya fue cancelada. El consejo de administración informó esta madrugada del inicio de los trabajos preparatorios para la operación en un comunicado remitido al supervisor del mercado.

Según dicha nota, el consejo "tomó conocimiento" del "requerimiento" de los "accionistas institucionales" en este sentido, concretando que el "accionista estratégico" se ha manifestado a favor de la operación y señaló que mantendrá informado al mercado en general" en caso de alguna novedad. El primer accionista de Neoenergia es Iberdrola, con un 52,45% del capital.

La actual Neoenergia se formó en 2017 tras la fusión de esta empresa con Elektro, ambas participadas por la española. Tiene como accionistas minoritarios a al estatal fondo de pensiones Previ (38,21 %) y a Banco do Brasil (9,34 %), la mayor entidad financiera de carácter público del país. A finales de 2017, la operación de salida a Bolsa de la filial brasileña tuvo que ser cancelada tras rechazar los socios minoritarios el rango de precios de los títulos solicitado por los inversores.

En aquel momento la empresa estaba valorada entre 4.100 y 5.100 millones de euros, al cambio actual, y aspiraba a colocar en el mercado algo menos del 15% para conseguir unos 723 millones (tanto en venta de acciones como en emisión de nuevas).  A finales de febrero, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ya indicó que era posible que a lo largo de este año se relanzara la salida a Bolsa de Neoenergia. Galán señaló que era una decisión que debían tomar los socios en la energética brasileña y que, en el caso de decidir hacerlo, contaría con el apoyo de Iberdrola. La OPV de Neoenergia estaba contemplada en los acuerdos alcanzados en el marco de la fusión entre Neoenergia y Elektro.

En 2018, la empresa obtuvo un beneficio neto de 1.594 millones de reales (hoy unos 418 millones de dólares), un incremento del 253% con respecto al año anterior. Las ganancias atribuidas a los accionistas controladores fueron de 1.536 millones de reales (402 millones de dólares), un 278,3 % más que en 2017. La firma atribuyó los resultados positivos a las revisiones y ajustes tarifarios de sus distribuidoras en Brasil, así como a la incorporación en 2017 de la energética Elektro. Esos resultados positivos podrían favorecer una mejor evaluación de la compañía por parte del mercado de cara a esa oferta pública de acciones.

Normas