Century 21 advierte de una ralentización en la venta de casas por los elevados precios

La agencia avisa de las altas expectativas de los vendedores

Busca crecimiento orgánico hasta los 25 millones en facturación

Ricardo Sousa, consejero delegado de Century 21.
Ricardo Sousa, consejero delegado de Century 21.

Uno de los termómetros más raudos sobre lo que ocurre en la venta de viviendas a familias son los agentes inmobiliarios. Una de las mayores empresas de ese sector que han resucitado de la crisis es la franquicia estadounidense Century 21, que advierte de la ralentización en las ventas de casas y una reducción en el número de transacciones en los mercados más calientes. “Vemos un exceso de optimismo en el mercado. Las expectativas de precios de los propietarios está muy por encima de lo que pueden pagar los españoles”, avisa Ricardo Sousa, consejero delegado de Century 21.

“El precio es más alto que las rentas de los españoles”, recalca, lo que está provocando, por ejemplo, que alrededor del 20% de los propietarios que ponen su casa a la venta desistan de su intención. Otro efecto que está ocurriendo, según Sousa, es que se frene el mercado de reposición, el del dueño que vende su hogar para comprarse otro.

Las cifras de su franquicia lo demuestran. Se ha pasado de 45 días de media en 2018 para cerrar la transacción de una casa a los 90 días de media, especialmente en vivienda de segunda mano. Pero los datos oficiales comienzan a reforzar la alerta Century 21. La venta de casas cayó en 2018 en Madrid (descenso del 0,1%), Barcelona (10,5% menos), Palma de Mallorca (-3,2%), y San Sebastián (-0,4%) por primera vez desde el comienzo de la recuperación del sector del ladrillo, según datos del Ministerio de Fomento publicados la semana pasada.

Century 21 comenzará a trabajar con la hipótesis de un mercado que pasa de crecer claramente a una estabilización, con incertidumbres internas por las citas electorales o los precios y externas sobre cómo puede afectar a los indicadores macros la guerra comercial, el Brexit o la inestabilidad en Italia.

Aún así, la compañía espera seguir creciendo y ganando cuota de mercado, tanto por adquisiciones como por crecimiento orgánico, con más agencias y nuevos servicios como la asesoría de hipotecas, para lo que ha sido acreditada por el Banco de España. Sin embargo, Sousa ve complicado la compra de rivales también por las altas expectativas en un mercado que se calentó rápidamente en los últimos años. Actualmente la empresa cuenta 84 oficinas y para finales de este año busca llegar a las 110. Respecto a la facturación, prevé un alza de 20 a 25 millones.

400 oficinas a medio plazo

La firma mantiene su objetivo a medio plazo de llegar hasta las 400 oficinas a medio plazoa. Esta empresa, con sede en Nueva Jersey, cambió de estrategia en España en 2010, cuando la marca dejó de ser gestionada por Globalia (familia Hidalgo) para pasar al grupo promotor y constructor portugués ABN Souza, que ya gestionaba la enseña en el país vecino.

Normas