Sánchez quiere regular la economía de plataformas y darles protección social

Garamendi pide "que se cuide a las empresas" que pagan impuestos porque "son la gallina de los huevos de oro" y exige combatir el 'dumping' de la nueva economía

En la primera fila, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio (tercera por la izquierda); el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (4i); el director general de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder (5i), el secretario general de CC.OO , Unai Sordo (6i); y el secretario general de UGT, Pepe Álvarez (7i), durante la inauguración de la II Conferencia Nacional Tripartita 'El futuro del trabajo que queremos', en Madrid.rn
En la primera fila, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio (tercera por la izquierda); el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (4i); el director general de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder (5i), el secretario general de CC.OO , Unai Sordo (6i); y el secretario general de UGT, Pepe Álvarez (7i), durante la inauguración de la II Conferencia Nacional Tripartita 'El futuro del trabajo que queremos', en Madrid.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dibujado cuáles deben ser a su juicio los asuntos que se hay que abordar para enfrentarse al futuro del trabajo. La primera de estas cuestiones será la necesidad de "extender la normativa laboral y la protección social a las nuevas formas de empleo", ha dicho en referencia a algunas de las plataformas digitales del mercado de trabajo.

Así, Sánchez --que ha inaugurado hoy la II Conferencia Nacional Tripartita sobre El futuro del trabajo que queremos-- ha rechazado que "la mal llamada economía colaborativa (...) expulse a los trabajadores de los derechos laborales, bajo una falsa apariencia de modernidad".

Las otras tres cuestiones que, según el presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la reelección tienen que abordarse en materia laboral son las referidas a invertir en capital humano y "abrir el circuito de la formación durante toda la vida". En este sentido, ha precisado que tras su mandato de nueve meses queda pendiente la revisión de las políticas activas de empleo.

En tercer y cuarto lugar, Sánchez ha considerado fundamental promover la transición de los jóvenes al empleo a través de la formación profesional; y la necesidad de reflexionar sobre las "nuevas formas de representación sindical y empresarial" que demandan las trasformaciones puestas en marcha en la economía.

Dicho todo esto, y en el marcho de un incierto y complejo futuro parlamentario, el presidente del Ejecutivo ha reivindicado "la estabilidad" como activo no solo de la macroeconomía sino también en la economía real, donde "la certidumbre ofrece también réditos únicos", ha asegurado ante el director general de la Organización del Trabajo (OIT), Guy Ryder, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, y los máximos líderes patronales y sindicales.

También se han escuchado en la inauguración de este foro las reivindicaciones empresariales. El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, fue muy claro al pedir a los poderes públicos que "cuiden a la gallina de los huevos de oro", que son las empresas, para la economía española. En este punto, el líder empresarial se refirió también a las nuevas formas empresariales de la economía digital de forma reticente. "Tenemos que trabajar para ver cómo, sin poner puertas al campo, abordar la disrupción de nuevos negocios que tienen que participar, como los demás, con obligaciones".

Y ha añadido que él representa "a las empresas que pagan impuestos y generan empleo" y en ese contexto ha invitado a "hacer una reflexión de cómo evitamos el dúmping", en clara referencia a las plataformas digitales que basan su competitividad en menores costes, sobre todo salariales, sociales e impositivos.

Por su parte, el secretario general de UGT ha dado un tirón de orejas a todos los que hablan del futuro del trabajo "con retórica, diciendo lo que todo el mundo quiere oir y sin entrar en el fondo del asunto". Según ha dicho, este fondo debería incluir cómo acabar con lo que Álvarez definió directamente como "nuevas maneras de explotación" derivadas de las transformaciones de la economía digital a través de plataformas. "Debe haber organizaciones capaces de luchar contra las situaciones que provocan dichas plataformas", ha reclamado.

Mientras que, por su parte, el secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha coincidido con la necesidad de hacer una nueva regulación de este tipo de economía, "pero antes --ha precisado-- habría que corregir algunos de los efectos más lesivos de las últimas reformas laborales". Concretamente, se refirió a modificar la regulación de las subcontratas, que "externailzan el riesgo precarizando el empleo". Los cambios en esta materia deberían "evitar la devaluación salarial del convenio de empresa y que la subcontratación se produzca "para producir mejor, no más barato, al menos en la parte salarial", ha indicado Sordo.

 

Normas
Entra en El País para participar