Banca

Santander crea un bonus digital de 30 millones para 250 empleados clave

Se vinculará a nuevas plataformas, el uso de blockchain y la expansión de Openbank

Ana Botín, presidenta del Banco Santander.
Ana Botín, presidenta del Banco Santander.

Banco Santander está decidido a que el nuevo plan estratégico que aprobará el próximo 3 de abril sea el gran impulsor de la digitalización de banco. De momento, la entidad ha incorporado una novedad en su política de remuneración a los directivos, al introducir un bonus específico ligado a su transformación digital.

Hasta 250 de sus ejecutivos optarán a dicho bonus, cuyo importe está limitado a un máximo de 30 millones de euros. La retribución estará ligada a una serie de hitos en la transformación digital del banco, que se seleccionarán anualmente.

Además, ha creado en España el responsable digital en su nueva estructura de su red comercial.

El plan de remuneración ligado a la transformación digital será previsiblemente aprobado por la junta de accionistas, que ha sido convocada oficialmente ayer para el 12 a de abril, en segunda convocatoria.

Este bonus digital dependerá del éxito de cinco iniciativas: el lanzamiento de una plataforma global de servicios de comercio y otra de servicios a comerciantes, la migración de Openbank a una plataforma de nueva generación y su lanzamiento en tres países, la extensión de la iniciativa SuperDigital de Brasil al menos a otro país y el lanzamiento de la aplicación para pagos internacionales basada en tecnología blockchain a clientes ajenos al grupo.

Este bonus, llamado “incentivo digital”, se instrumenta en un 50% en acciones de Banco Santander y otro 50% en opciones sobre acciones.

El banco a principios de año puso en marcha en España una reordenación de su red comercial, en la que se buscaba potenciar el papel de los directores de zona, que a su vez reportan a los directores comerciales y estos a los territoriales.

El objetivo de esta reestructuración es profundizar en el negocio de empresas, estrechar las relaciones con los clientes de más alto valor y, sobre todo, potenciar la transformación digital, en un momento en el que toda la banca busca destacar en la aportación de servicios online. Y para ello, crea la figura del responsable digital.

Reorganización

Con esta reorganización crean nuevas funciones que reportarán a las direcciones de zona, entre ellos, esta nueva figura del responsable digital, aunque también habrá un responsable de negocios y empresas y un responsable select y recursos.

La figura del responsable digital se diseña, principalmente, con el fin de incrementar el volumen de clientes digitales, trasladar la estrategia de distribución digital en los diferentes canales, realizar planes de acción para mejorar el servicio multicanal y favorecer las transacciones digitales, explican desde la entidad.

España es el principal país del grupo Santander con más clientes digitales proporcionalmente. De hecho, el 51% de ellos ya opera de forma online, con 4,8 millones de clientes digitales. El segundo es Brasil, que cuenta con más del 30% de clientes que operan online.
Santander cerró 2018 con 32 millones de clientes digitales en el conjunto de los países en los que opera, frente a los 16,6 millones de 2015.

Fichaje de Google

El banco también ha anunciado el fichaje de un directivo de Google como responsable de plataforma, Aiaz Kazie, que hasta ahora era responsable de ecosistema de plataformas de Google Cloud.

Junto al plan de incentivos, la entidad que preside Ana Botín someterá a la junta otros aspectos de su política de retribución. Así, plantea un plan para consejeros y alta dirección, unas 300 personas, ligado a la evolución del beneficio por acción, la rentabilidad sobre fondos propios y los ratios de capital.

Este plan se desembolsa parcialmente en diferido entre tres y cinco años y está valorado en 143 millones de euros, dentro de los que se incluye el incentivo en acciones destinado a los consejeros: 11,5 millones de euros.

En paralelo, el banco ha destinado un plan de incentivos de segundo nivel al que optan 1.200 empleados de la entidad. Este se abona la mitad en metálico y la mitad en acciones, y su entrega es también en diferido. El importe de este otro plan asciende a 171 millones de euros.

Los tres planes de incentivos del banco cuentan con cláusulas malus y clawback, que permiten reducir o reclamar el bonus en caso de deficiencias en la gestión de riesgos, conductas irregulares o sanciones regulatorias o judiciales.

Openbank

Sobre la expansión de Openbank, el grupo aún no tiene cerrado por completo los países en los que iniciará su expansión, aunque sí tienen previsto que sea inicialmente en Europa.
Francia, Alemania e Italia son los países que baraja la entidad financiera en primer lugar.

Tras sus primeros pasos de expansión en Europa, iniciará su presencia en Latinoamérica. Argentina era uno de los primeros países del área latinoamericana en los que quería estrenarse en ese subcontinente, pero tampoco tienen cerrado este plan.

Otros puntos a aprobar en la junta de accionistas

  • Consejeros. Los accionistas deberán aprobar en la junta, además de los bonus para los directivos y empleados clave, las cuentas anuales, votar el nombramiento de Henrique Ramírez de Castro como consejero y la reelección de Javier Botín, Ramiro Mato, Bruce Carnegie, José Antonio Álvarez y Belén Romana. Asimismo, se somete a la junta la política de dividendos de la entidad. El banco ha propuesto una ampliación de capital para el pago del dividendo en acciones, una opción que la entidad sugirió la semana pasada, a pesar de que en 2018 el banco indicó su intención de regresar a los dividendos íntegramente en efectivo. Aunque la junta ha solicitado el permiso pertinente para la operación, indica también que “podría decidir no aplicar el programa en sustitución de ningún dividendo a cuenta”. El importe de la ampliación ascenderá a un máximo de 750 millones de euros.
Normas