¿Cuándo debe una pyme cambiar de marca?

Ejemplos de pymes que han tenido que cambiar de marca. Consejos y trámites para realizarlo.

pymes cambio marca

“Estamos desarrollando una fase de internacionalización muy importante”. Esta es la razón por la que Syntonize decidió cambiar de marca. Su CEO, Juan Quintanilla, asegura que su marca ha tenido que evolucionar al igual que lo ha hecho el propio negocio. Al ser más globales “damos más servicios a nuestros clientes y estamos en total sintonía con ellos”.

Esta es una de las razones por las que una empresa, pequeña o no, puede plantearse un cambio de marca. Casos en los que una pyme empieza un proceso de expansión a otros mercados. Si, por ejemplo, el nombre es difícil de pronunciar en un idioma diferente al español, puede ser recomendable cambiarlo por uno más internacional. “Nuestra imagen es mucho más potente y el nombre de la compañía es reconocible en cualquier idioma”, destaca Quintanilla.

Veíamos que había un público no deportista que demandaba también una educación internacional y queríamos dar a conocer la opción americana a los estudiantes no deportistas”. Es el caso de AGM Educación (antes AGM Sports). Tal y como añade Álvaro Corrales, su CEO, los jóvenes les preguntaban si las becas eran solo para deportistas, lo que mermaba el impulso del servicio. Es decir, no llegaban a todo el público al parecer que el servicio era exclusivo para deportistas. Además, este cambio de marca ha permitido “ampliar los contenidos hacia el servicio de universidades top y becas académicas”.

Este caso de cambio de marca es casi una necesidad. Puede darse esa situación en la que, por el propio nombre de la empresa, se pierdan clientes. Si el da lugar a pensar algo que no es, o se pierde público objetivo, lo mejor es plantearse un cambio de marca.

En otras ocasiones, es la identidad de la empresa la que pide un cambio de marca. Leo Rossini, director general de Urban Tailors Atelier, asegura que la identidad visual no estaba alineada “con la propuesta de valor que hemos estado construyendo”. Esto ha sido el factor determinante que les ha llevado a iniciar el cambio de marca. El objetivo principal es “reflejar bien nuestra ventaja competitiva y lograr una imagen más alineada y profesionalizada dentro del sector”. Por tanto, aquí ya hablamos de un cambio de imagen, de identidad corporativa.

Ideas claras a la hora de iniciar el proceso

Pero el desarrollo de cambio de marca no siempre es sencillo.se debe evaluar y tener en cuenta a los clientes. Cómo lo van a acoger, si les va a parecer bien, etc. “Hicimos incluso una serie de encuestas y entrevistas a clientes y futuribles para asegurar que íbamos en la dirección correcta”, aseguran desde Syntonize. Y es que los clientes potenciales harán crecer la empresa, pero nunca hay que olvidar a los actuales. Su opinión debe ser considerada.

Pero si el proceso se hace correctamente, se realiza un estudio previo del impacto, y se analizan las razones para el cambio, puede ser una buena estrategia. Desde AGM Educación aseguran que han podido ampliar el público al que dirigirse tras el cambio. Para Urban Tailors ha supuesto un aumento de agilidad y flexibilidad a la hora de conecta con el cliente a través de los diferentes canales.

Todos coinciden en que lo más complicado es tomar la decisión y empezar a ejecutarla. Una vez se termina el proceso, la nueva marca se adapta bien al entorno y los clientes.

Consejos a la hora de cambiar de marca

“Las multinacionales pueden tener más recursos para cambiar un nombre o una marca”, tal y como señalan desde Bluecell. Y es que modificar una marca siendo una pequeña o mediana empresa resulta más difícil que siendo una gran empresa. Cuando una pyme cambia de marca corre el riesgo de que sus clientes piensen que “ha desaparecido o ha cambiado de dueños”.

Es por ello que Ángel Sopeña, CEO de Bluecell, destaca la importancia de la comunicación. Es importante que la empresa deje claro el enfoque de negocio. Pero, sobre todo, es vital que se informe sobre el motivo del cambio de marca. Esta comunicación debe ser global. Es decir, a todos los que forman parte de la empresa: clientes, empleados y proveedores.

Pasos y requisitos para que una empresa cambie de marca

Lo primero que debe hacer una empresa para cambiar de marca es “acudir a la Oficina Española de Patentes y Marcas. Allí se debe rellenar una solicitud y entregarla junto al justificante de abono de tasas. Este trámite también puede realizarse a través de la vía telemática, tal y como aseguran desde Ruiz Beato Abogados. Además, según estos expertos, es recomendable que la empresa acuda a un agente de propiedad intelectual para que ayude a la empresa a identificar el logo, la identidad corporativa, etc., además de elegir la nueva marca.

Una vez se realiza la solicitud en la oficina de patentes y marcas, es importante saber que el proceso puede durar entre 12 y 20 meses. Además, se debe renovar cada cierto tiempo.

Normas