Los seguros de vida ligados a la hipoteca dan para pagar tres años de cuota

El importe medio que percibe las familias con este tipo de pólizas es de 18.000 euros

Cartel promocionando seguros, en una sucursal bancaria.
Cartel promocionando seguros, en una sucursal bancaria.

Los seguros de vida se contratan en muchas ocasiones para ayudar a los familiares de una persona fallecida a hacer frente al pago de la hipoteca. Por término medio, este tipo de cobertura sirve para pagar la cuota durante casi tres años (34,5 meses), de acuerdo con un informe elaborado por la patronal del sector asegurador, Unespa.

El estudio se ha realizado analizando 3.500 fallecimientos, ocurridos entre junio de 2017 y mayo de 2018, y facilitados por 22 aseguradoras. En el 50% de los casos, las familias de los fallecidos que estaban cubiertos por un seguro de vida percibieron una indemnización inferior a 17.914 euros. Teniendo en cuenta que la cuota hipotecaria media que se paga en España es de 522 euros, ese capital permitiría afrontar el pago de la hipoteca durante casi tres años.

La edad más habitual a la que fallecen personas aseguradas con deudas pendientes son los 56 años. No obstante, los datos reunidos por el estudio muestran que tampoco son raros los fallecimientos a edades más tempranas. En concreto, uno de cada cinco fallecidos asegurados tenía menos de 46 años. Además, en tres cuartas partes de los casos el difunto tenía menos de 60 años.

El informe analiza el plazo de tiempo que transcurre entre que se contrata el seguro de vida ligado a la hipoteca y el momento en que se produce el fallecimiento del asegurado. De media, pasan 11,3 años entre un momento y otro. Con todo, en cuatro de cada 10 casos, el fallecimiento del asegurado se produjo en los primeros cinco años de aseguramiento. Es decir, cuando prácticamente toda la deuda seguía pendiente.

Aunque la compensación más frecuente es del 17.914, hay personas que perciben mucho más capital. Algo más del 5% de los casos tuvieron indemnizaciones de más de 100.000 euros.

Las ciudades de Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia agrupan, juntas, una de cada cinco muertes de personas con hipoteca y seguro. Sin embargo, ninguna de estas localidades lidera el ranking de indemnizaciones medias que contiene La fatalidad, en el peor momento. A la cabeza de la lista se encuentra Marbella (Málaga). Ahí, el seguro de vida pagó 93.136 euros de media a los familiares del fallecido. En segundo puesto aparece San Sebastián (Guipúzcoa), con 76.607 euros. 

Normas