Vivienda

Fomento insiste en que no habrá limitación de precios en el decreto de los alquileres

El nuevo texto se presentará previsiblemente este viernes en Consejo de Ministros

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos.
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos. EFE

El polémico control de precios de los alquileres quedará fuera del real decreto de vivienda que presentará, previsiblemente este viernes, el Gobierno. Así lo mantuvo el jueves la secretaria general de Vivienda del Ministerio de Fomento, Helena Beunza, tras confirmar que el nuevo texto del Ejecutivo elaborará un índice oficial de precios “de carácter informativo”.

“Este índice es fundamental para dar información y transparencia al sector. No se habla [en el decreto] de limitación [de precios] en cualquier caso”, confirmó Beunza a los periodistas tras participar en una jornada sobre el mercado de la vivienda organizada por preciosdevivienda.es.
A falta de estadísticas oficiales sobre el mercado del alquiler, el Gobierno pretende, con el nuevo texto que llevará al Consejo de Ministros, elaborar en el plazo de ocho meses un índice de ámbito nacional que sirva de herramienta para que las comunidades autónomas puedan adoptar las políticas de vivienda que estimen oportunas.

En todo caso, el índice por sí mismo no habilitaría a las regiones a controlar y establecer topes a las subidas excesivas de precios, tal y como venía exigiendo Podemos, socio determinante para sacar adelante el texto. La formación ya tumbó el pasado mes de enero el antiguo decreto de alquileres precisamente por no incluir esta medida, pero, según admiten desde el partido liderado por Pablo Iglesias, en esta ocasión han terminado por ceder para poder salvar el resto de mejoras que incorpora el texto.

Según fuentes de las negociaciones, el borrador sí menciona la posibilidad de que las administraciones locales se sirvan de ese índice de precios para desarrollar determinadas políticas fiscales, ya sea a través de recargos o de bonificaciones que puedan incentivar a los propietarios a no subir en exceso los precios. No obstante, según esas mismas fuentes, el texto hará mención a instrumentos fiscales de forma genérica y no establecerá bonificaciones concretas vinculadas al índice de precios.

Durante las negociaciones, llegó a estar sobre la mesa la posibilidad de habilitar a los ayuntamientos para que bonificasen hasta en un 80% el Impuestos sobre Bienes Inmuebles (IBI) a los arrendadores que establecieran el alquiler ciñéndose al índice de precios, pero parece que, finalmente, esa medida no estará recogida en el real decreto. Así lo insinuó este jueves la responsable de Vivienda, al ser preguntada por esta cuestión: “Sí que estamos viendo la posibilidad de bonificar el IBI, pero esto está abierto a trabajar en una reforma fiscal en un futuro sobre la base de los nuevos conceptos en los que vayamos trabajando”, algo que indicaría que no se trata de una medida de carácter inmediato.

El nuevo texto sí recogerá otras medidas fiscales de mucho menor cariz que ya fueron incluidas en el anterior decreto. Una de ellas es habilitar a los ayuntamientos para que bonifiquen hasta el 95% en la cuota del IBI a aquellos propietarios que alquilen a rentas limitadas por ley, lo que afectaría únicamente a viviendas protegidas. También se incorporará la exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD) en los contratos de alquiler de vivienda “para uso estable y permanente”.

Otra de las medidas que se recuperará es la de habilitar a los ayuntamientos para que puedan invertir el remanente de tesorería para desarrollar políticas de vivienda enfocadas a la construcción de vivienda social. Durante los años de los recortes, el ex ministro de Hacienda Cristóbal Montoro impuso un techo fiscal a las entidades locales que establecía que su gasto no podía crecer más de lo que lo hacía la economía española, por mucho que los ayuntamientos tuvieran superávit.

Azora critica el paquete de medidas

“Discrimina a quien puede solucionar el problema”. La socia fundadora de Azora, Concha Osácar, criticó este jueves que el nuevo decreto se haya hecho a contrarreloj ante las inminentes elecciones anticipadas, sin sentarse a hablar con los agentes del mercado, y que “discrimine” a los grandes inversores institucionales. La socia de Azora, un fondo de inversión con miles de viviendas en alquiler, lamentó durante un foro organizado por preciosdevivienda.es que el Gobierno, para contentar a Podemos, les penalice cuando, dijo, ellos son parte de la solución y no del problema. Insistió en que las “demonizadas” socimis “solo detienen en 2,5% del parque de alquiler” pero son ellas las que tienen “una potente capacidad de inversión” en vivienda. “Si no hay financiación privada, no habrá parque público del alquiler, y eso es una gran irresponsabilidad”, alertó.

Normas