La obra de arte más cara: la campaña de Renfe contra los grafitis

La operadora destina cada año 15 millones a limpieza de los trenes

Renfe presenta en ARCO #LaObraMásCara, una de las obras más costosas de la nueva edición de la feria de arte contemporáneo que se celebra en Madrid hasta el próximo domingo. La operadora mostrará esta obra, que ha costado más de 15 millones de euros, y ha sido sufragada con el "esfuerzo de todos los españoles".

En realidad, se trata de una campaña de concienciación social que persigue la eliminación de los grafitis en los trenes. Es la primera campaña de este tipo que lleva a cabo una compañía pública del grupo Fomento. Renfe destina cada año unos 15,7 millones a limpiar los grafitis que se realizan en los trenes. A esa cifra se suman otros 10 millones de euros que se destinan a medidas de vigilancia y seguridad para evitar que se realicen estos "actos vandálicos".

En total, Renfe afronta cada año un gasto de 25 millones de euros para tratar de evitar y limpiar grafitis en su parque de trenes, según informó la compañía ferroviaria a finales del año pasado, un coste que según la operadora "pagan todos los ciudadanos con sus impuestos". La compañía denuncia además que este tipo de actos se han casi duplicado en la última década, y solo el pasado año crecieron un 60%.

La obra se presenta este miércoles a las 12.00 horas, en el stand de Renfe de la feria ARCO.

Normas