Las startups y emprendedores que no quieren millones de euros

Los espacios de coworking EOI presentan sus proyectos de emprendimiento social, con la particularidad de no tener, como primer objetivo, el rendimiento económico por encima de cualquier otro.

startups sociales
Bicos de Amora, un proyecto que componen las personas usuarias del Centro Ocupacional Íntegro.

El emprendimiento social sirve para mejorar el mundo. Combatir la desnutrición infantil o la soledad de los mayores, ayudar a adolescentes que sufren acoso escolar, contribuir a que animales abandonados encuentren un nuevo hogar u ofrecer una oportunidad laboral a personas con discapacidad intelectual son los objetivos de algunos de los proyectos emprendedores impulsados en los Espacios Coworking EOI.

Los proyectos que analizamos a continuación han sido impulsados por Gobierno de España, a través de la mencionada iniciativa del EOI. Entre ellos, destacan Miwuki, una plataforma para la gestión, difusión y financiación de protectoras de animales. El equipo participó en el primer Espacio Coworking EOI Murcia y en European Coworkings EOI.

O Adopta un Abuelo, programa intergeneracional de compañía para mayores que consigue que estos se sientan escuchados, acompañados y queridos y que los voluntarios aprendan de su experiencia.

Talleres contra el acoso

Así como la propuesta RompeTuSilencio, con el que a través de talleres en institutos y coaching privado, un joven emprendedor ofrece apoyo y claves para la resiliencia, para enfrentarse al acoso y superar sus secuelas. Ha colaborado con la UNIR, participado en la MadridWoman’s Week2018 y en la Lean Startup Circle Sevilla y su objetivo es organizar “eventos que reúnan a más de 100 jóvenes, en los que podrán transformar sus vidas para llegar a la excelencia personal”, según su fundador.

Tecnología contra la desnutrición

A su vez Nut4Health también es un proyecto de emprendimiento social, en concreto, una plataforma tecnológica que transforma las intervenciones en países con desnutrición, empleando tecnología blockchain y desarrollo local. Los voluntarios comunitarios de salud se convierten en profesionales del diagnóstico a los que se les paga por resultados obtenidos con contratos inteligentes, que permiten una transparencia absoluta sobre los fondos.

Por último destaca Bicos de Amora, un proyecto que componen las personas usuarias del Centro Ocupacional Íntegro y el equipo de profesionales que los apoyan a diario, como Patricia y Noelia, administrativa y directora del centro, respectivamente. El objetivo de este proyecto es regalar jabones de glicerina como un detalle en sus bodas o celebraciones familiares hastacasas rurales y hoteles.

Normas