Trabajo retrasa la aprobación de medidas laborales y de pensiones más allá de este viernes

El Consejo de Ministros de esta semana sí podría aprobar el Real Decreto-Ley con medidas de igualdad en el ámbito del empleo

Imagen de una reunión del Consejo de Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez.
Imagen de una reunión del Consejo de Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez.

"Los textos no están lo suficientemente cerrados". Esa es la causa que ha llevado al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social a retrasar, más allá de este vienes, la aprobación en Consejo de Ministros de uno o dos decretos en materia laboral y de Seguridad Social, que tenía previsto aprobar inicialmente a finales de esta semana.

El pasado viernes por la tarde, los responsables de Trabajo facilitaron a la patronal y a los sindicatos un documento de doce propuestas en materia de protección social, en el que lo llamativo era lo que el Gobierno había sacado: las medidas no incluían ni la vinculación por ley de las pensiones al IPC para su revalorización a partir de ahora, ni la derogación definitiva del factor de sostenibilidad.

Esto hizo que los sindicatos montaran en cólera y le dieran al Ejecutivo un plazo que se cumplía hoy para que éste les comunicara sus plantes defintivos con estos dos factores de ajuste automático del gasto en pensiones. El emplazamiento de CC OO y UGT era el día de hoy, porque estaba convocada una reunión de la mesa de calidad en el empleo, donde también supuestamente Trabajo iba a trasladar a los agentes sociales que medidas de contrarreforma laboral tenía pensado sacar adelante antes de las elecciones.

Sin embargo, esa reunión de hoy fue cancelada anoche desde el Ministerio de Trabajo, "por problemas de agenda" de los responsables de este Departamento encargados de llevar a cabo esta negociación. Si bien, fuentes de este Ministerio aseguran que se ha dicho a patronal y sindicatos que se les comunicará la fecha para una próxima reunión.

En este escenario, la única norma que podría aprobarse el próximo viernes es el Real Decreto-Ley de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación. El borrador de este Real Decreto ha levantado todas las alarmas entre los dirigentes empresariales que, desde el viernes, están intentando suavizar las medidas que incluye.

Entre estas medidas que rechazan los representantes patronales está la obligatoriedad para todas las sociedades de establecer un registro de salarios por sexo y grupos profesionales. Así como la exigencia de que que todas las empresas de más de 25 trabajadores tomen medidas de igualdad si la masa salarial de los hombres supera un 25% la de las mujeres. Si este análisis no discrimina ni las categorías ni, por ejemplo, las reducciones de jornada, esta discriminación podría producirse en todas las empresas.

Además el Gobierno rebaja el criterio para que las empresas estén obligadas a tener plan de igualdad de 250 a 50 trabajadores. Este decreto prevé también la ampliación del permiso de paternidad: a ocho semanas en 2019; 12 en 2020 y a 16 en 2021. Y duplica estos permisos de padre y madre a la vez.

Normas