Aena sube un 6,6% su dividendo, hasta el 80% de ‘pay out’ comprometido

El operador público pagará 6,93 euros brutos por acción tras mejorar un 7,8% su beneficio neto

Top 10 aeropuertos pulsa en la foto

Un mayor volumen de tráfico en la red de aeropuertos y la rebaja en los costes financieros (132,7 millones, con un recorte del 8%) han sostenido en el 7,8% el crecimiento del beneficio neto de Aena al cierre de 2018, hasta los 1.327,9 millones de euros.

El grupo, que ha enviado sus resultados a la CNMV al cierre de la sesión bursátil, declara unos ingresos de 4.320 millones, lo que representa un alza del 7,3% respecto a 2017, y un ebitda de 2.656 millones, con un incremento del 5,5%. El margen de ebitda empeora, bajando del 62,5% a un 61,5%.

Junto a la revisión y aprobación de las cuentas, el consejo de administración también ha acordado una mejora en el dividendo que irá a la junta de accionistas. Aena distribuirá 6,93 euros por acción con cargo al resultado de 2018, lo que supone un aumento del 6,6% y el reparto de 1.039 millones. La cifra está en línea con el compromiso adquirido en el marco del plan estratégico de remunerar a sus inversores con el 80% del beneficio neto individual. Un nivel de pay out que también regirá al cierre de este 2019 y de 2020.

Los ingresos comerciales, de 1.162,4 millones en 2018, han mejorado un 9,6% y suben al 26,9% de la facturación global de la compañía pública

Entre las claves que sobresalen en la cuenta de resultados figura la evolución positiva de los ingresos comerciales (1.162,4 millones en 2018), con una mejora del 9,6%. Los ingresos por la actividad de las tiendas, restaurantes, aparcamientos, publicidad, inmobiliario, y demás negocios no regulados supone ya un 26,9% de la facturación global de la compañía pública. El ingreso comercial por pasajero sube de 4,21 euros a 4,34. La facturación por servicios aeronáuticos subió un 6%, hasta los 2.852 millones.

Precisamente es el área comercial la que da un tirón en el resultado bruto de explotación, con 943 millones tras un alza del 8%. El margen bruto de este negocio creciente es del 81,1%, por el 55,9% que obtiene la división de actividad regulada (1.595 millones, un 3% más que en 2018).

El flujo de caja, de 1.948 millones, ha descendido un 3,3% respecto a 2017, cuando registró un cobro extraordinario de 110 millones por la devolución del impuesto sobre sociedades de 2015. Sin ese efecto, el cash flow operativo habría mejorado casi un 4% el año pasado.

El impacto del cierre de San Javier

Aena incluye en su ebitda de 2018 un impacto negativo de 19,6 millones por el cierre del aeropuerto murciano de San Javier al tráfico civil. La compañía pública está ahora en plena campaña de captación de tráfico para Corvera,  instalación que ha sustituido a la clausurada. La plaza británica de Luton, por su parte, suma 78,7 millones al ebitda del grupo.

Respecto a la gestión de la deuda, Aena ha conseguido rebajar en 500 millones o un 7% su carga financiera neta, que pasa de 7.156 a 6.654 millones. Con ello, el ratio de deuda frente a ebitda baja de 2,8 veces en 2017 a las 2,5 con que ha concluido diciembre de 2018.

La red de aeropuertos españoles viene de marcar un nuevo récord con 263,8 millones de viajeros el pasado ejercicio. La cifra, a la que el tráfico internacional contribuye con un 70%, implica un salto del 5,8% respecto a 2017. Los usuarios locales subieron un 10%, mientras el tráfico extranjero mejoró un 4,1% afectado ya por la incertidumbre del Brexit en Reino Unido, principal mercado emisor de turistas hacia España con el 27,3% del total. A este le siguen Alemania con el 18,4% e Italia, con el 9,5%.

La estimación de tráfico para este 2019 recoge un alza del 2%; las tarifas se mantienen estables en los 10,42 euros por pasajero, y se buscará una mejora en el rendimiento de las tiendas Duty Free. Aena afirma que este año arrancará el proceso de selección de potenciales socios para los desarrollos inmobiliarios de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat.

Vueling lidera el crecimiento en España

Respecto a los principales clientes en la red española de aeropuertos, Ryanair eleva ligeramente su cuota de mercado, pasando del 17,7% al 17,8%. La irlandesa movió 46,8 millones de pasajeros desde o hacia aeropuertos españoles, con un aumento del 6,4%.

Pero la catalana Vueling sigue recortando distancias tras un aumento del 13,2% que supone subir 4,6 millones de viajeros más a sus aviones que en 2017. Sus 39,4 millones de clientes representan una cuota del 14,9% (14% en 2017). Este notable avance se produce en un ejercicio conflictivo en lo laboral para Ryanair, que finalmente ha alcanzado acuerdos para desarrollar los primeros convenios de pilotos y tripulantes de cabina en España.

Iberia, Air Europa y Easyjet cierran el top cinco en los aeropuertos de Aena, con 19,3 millones de viajeros para la aerolínea de IAG (7% de cuota), 17,3 millones para la compañía de la familia Hidalgo (6,6%), y los16,7 millones de viajeros que aportó la low cost naranja (6,4% de cuota).

A la vista del balance presentado por Aena, el tráfico low cost se consolida como el de mayor volumen en los aeropuertos españoles con el 55,4% del total (54,3% en 2017).

Normas