Mercados

A Buffett se le atraganta la inversión en Kraft y su fondo sufre pérdidas millonarias

Berkshire Hathaway se apunta números rojos en el cuarto trimestre de 2018 por 25.400 millones de dólares por la caída en Bolsa del grupo de alimentación

Botes conmemorativos de ketchup con la imagen de Warren Buffett en la jun ta Berkshire Hathaway de 2014
Botes conmemorativos de ketchup con la imagen de Warren Buffett en la jun ta Berkshire Hathaway de 2014 Reuters

Berkshire Hathaway, la firma de inversión de Warren Buffett, anunció hoy pérdidas multimillonarias en el cuarto trimestre de 2018 vinculadas principalmente a su participación en el gigante alimentario Kraft Heinz.

La compañía se anotó unas pérdidas de 25.400 millones de dólares en ese periodo, consecuencia casi en exclusiva de la caída del valor de los títulos de Kraft Heinz, que se han desplomado en bolsa tras anunciar esta semana una depreciación de 15.400 millones en dos de sus principales marcas, Kraft y Oscar Mayer. Buffett se alió en 2013 con el fondo brasileño 3G Capital para hacerse con Heinz y luego apoyó la fusión con Kraft para crear este gigante alimentario. 

Según explicó el propio Buffett en un mensaje publicado este sábado, nuevas reglas contables obligan a su firma a incluir en sus cuentas esa depreciación de las acciones. Dada la amplia cartera de acciones de la compañía, ello hace que sus cuentas oscilen de forma muy marcada. Según Buffett, el valor de ese portafolio experimenta en ocasiones fluctuaciones de hasta 2.000 millones de dólares en un solo día. 

El multimillonario insistió por ello en que esas cifras no reflejan adecuadamente la realidad de la compañía, que en el cuarto trimestre de 2018 tuvo un beneficio operativo de 5.700 millones de dólares, frente a los 3.300 millones del año anterior. En el conjunto del año, Berkshire Hathaway tuvo un beneficio operativo de 24.800 millones de dólares, un récord para la firma, según Buffett.

Berkshire Hathaway es propietaria de multitud de negocios y dispone de grandes participaciones en algunas de las principales compañías de Wall Street, como Apple, Wells Fargo, Walmart, American Express o Coca-Cola.

Buffett, conocido como el "oráculo de Omaha", indicó en su carta anual a los inversores que su empresa sigue con intención de hacerse con nuevos negocios a través de grandes inversiones, pero por ahora considera que los precios son demasiado elevados.

Normas