coche sin carnet citroen

Citroën presenta un coche eléctrico que no necesita carnet de conducir

Con un longitud de 2,5 metros alcanzará una velocidad de 45km/h

El coche eléctrico es el futuro, o al menos eso es lo que insisten en decirnos desde la industria del automóvil y los distintos órganos gubernamentales. Aun cuando la infraestructura existente en España para tener un coche eléctrico es muy limitada. Lo altos precios no acompañan, y también la falta de modelos que se adapten a las necesidades de aquellas personas que buscan alternativas al transporte tradicional. Y eso es lo que precisamente nos ofrece hoy Citroën, una alternativa de movilidad en la ciudad para todos, incluso para aquellos que no tienen carnet de conducir.

Ami One, nuevo biplaza eléctrico de Citroën

De momento es un prototipo, pero todo apunta a que la firma francesa tiene muy adelantado su desarrollo, y que podríamos verlo en las calles mucho antes de lo que pensamos. En la mente de Citroën se encuentra el 2CV, modelo icónico en el que se han inspirado para darle un uso para todos los públicos de este vehículo. Evidentemente el diseño no tiene nada que ver, pero puede que si el carácter utilitario de este vehículo. El diseño es realmente compacto, con una longitud de solo 2,5 metros, por lo que tiene un marcado carácter urbano.

Citroen Ami One
El interior del Ami One será extremadamente desenfadado

Podría ser perfectamente la respuesta de Citroën al Renault Twizy, un modelo eléctrico que cuenta también con una versión que se puede conducir sin carnet. Este vehículo de Citroën, el Ami One, es biplaza, por lo que su tamaño se ve favorecido por este aspecto. La autonomía con la que contaría sería más que suficiente para la ciudad, de 100km. Eso sí, la velocidad está limitada a los 45km a la hora, un requisito imprescindible para poder conducirlo sin carnet desde los 16 años.

La idea de Citroën es que este Ami One sea un vehículo accesible, con distintos planes para su adquisición, pudiendo utilizarlo por grande periodos de hasta cinco años, o alquilarlo por unos minutos, algo similar a los emov que vemos en Madrid, la flota de vehículos Citroën C-Zero. Un coche llamativo, que con un precio adecuado seguramente podría ser todo un éxito de ventas, y el acceso para muchas personas a una movilidad sostenible. Aunque mucho nos tememos que el precio no será precisamente su fuerte. De momento habrá que esperar a que deje de ser un prototipo.

Normas