El rencor de Vivendi hacia JP Morgan puede marcar la venta de Universal Music

El banco asesoró a Elliott en la compra de acciones de Telecom Italia

Vincent Bolloré, presidente de Vivendi.
Vincent Bolloré, presidente de Vivendi.

Vincent Bolloré está molesto por el trabajo que hizo JP Morgan con el activista Elliott en la saga de Telecom Italia del año pasado. El rencor puede surgir en una de las mayores operaciones europeas de 2019. Vivendi va a eligir media docena de firmas para gestionar la venta de hasta el 50% de Universal Music, y los bancos globales y franceses se están peleando por ello; pero puede darse un giro curioso.

Cazenove, de JP Morgan, dijo la semana pasada en un informe que Universal es “un activo único, con contenido global infravalorado, imprescindible y estratégico para los gigantes de la tecnología que no puede replicarse”. Le da un valor razonable de 44.000 millones de euros, más que otros bancos. Deutsche Bank lo cifra en 29.000 millones; Goldman Sachs, en 35.000; Exane BNP Paribas, en 25.000. Aunque el análisis de renta variable es independiente de la banca de inversión, estas valoraciones suelen influir en la selección de colocadores.

Vivendi debería estar encantada con JP Morgan, pero no es así, según fuentes cercanas. En abril, la división de mercados de capitales del banco organizó una transacción de derivados para ayudar a Elliott a adquirir el 8,8% de Telecom Italia, al tiempo que reducía la volatilidad de la posición. Esto enfadó a Vivendi, que pelea con Elliott por la estrategia y la composición del consejo del grupo italiano, del que posee el 24%.

¿Significa esto que los rivales de JP Morgan pueden contar con su exclusión del acuerdo? Tal vez. Pero el grupo de EE UU puede encontrar algún consuelo. Como dueño del 26% de Vivendi, Bolloré probablemente será más influyente que cualquier banquero y, con tanta gente involucrada, las comisiones pueden ser mínimas. Además, el desafío no es convencer a Vivendi de que Universal vale 44.000 millones. Lo que importa es convencer a Alibaba, Tencent o Apple. Asesorar a un comprador, en lugar de a Vivendi, también podría abrir la puerta a comisiones más altas.

Puede que Vivendi quiera castigar al banco de Dimon por trabajar con activistas. Pero si JPMorgan consigue que un pez gordo compre parte de Universal, a un precio alto, pelillos a la mar.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas