Banca

CaixaBank permitirá sacar dinero por la cara

Inaugura un sistema de reconocimiento facial, disponible ya en cuatro oficinas de Barcelona

Imagen del cajero con reconocimiento facial.
Imagen del cajero con reconocimiento facial.

La apuesta por el desarrollo tecnológico era uno de los pilares del recién estrenado plan estratégico 2019-2021 de CaixaBank y hoy la entidad ha presentado en Barcelona, en una de sus oficinas Store, el nuevo servicio de identificación de clientes por reconocimiento facial en cajeros automáticos que permite para sacar dinero sin tener que introducir el Pin de seguridad. De momento, este sistema de verificación está disponible en los cajeros de cuatro oficinas Store de Barcelona, con un total de 20 terminales, y la entidad prevé extenderlo a todas sus oficinas Store a partir del segundo semestre de 2019.

Según explicaron Jordi Nicolau, director ejecutivo de Global Customer Experience de CaixaBank, y Benjamí Puigdevall, director general de CaixaBank Digital Business, durante la presentación, el objetivo de implantar esta tecnología es reforzar la seguridad y ofrecer una mejor experiencia de usuario. “Queremos ser líderes en digitalización. Con el reconocimiento facial hemos podido ir más allá para ofrecer la mejor experiencia de cliente, utilizando la última tecnología y acercándosela a los usuarios. Es poner en otro nivel la relación con ellos porque es una petición que nos han hecho, para poder olvidarse del Pin y poder sacar el dinero solo con la cara", ha afirmado Nicolau.

El nuevo sistema permite obtener reintegros del cajero reconociendo al usuario a través de la imagen captada por la cámara del terminal. Los cajeros en los que se encuentra disponible están dotados con hardware y software que valida hasta 16.000 puntos de la imagen del usuario para garantizar una identificación segura y que generan un código único para evitar fallos de seguridad. "Para sacar dinero se requiere de las máximas certificaciones de seguridad. Para ello, hemos desarrolldo agoritmos biométricos. Necesitamos verificar que los 16.000 puntos faciales son de una persona que está delante del cajero, una prueba de vida. Ahora, un cliente simplemente acercando la tarjeta, el teléfono o el reloj y poniendo la cara en el cajero le da el dinero. Esto hace una experiencia única en el mundo", ha expresado, por su parte, Puigdevall.

Los directivos de la entidad han señalado que con este desarrollo CaixaBank se ha convertido en el primer banco en el mundo que permite sacar dinero a través del reconocimiento facial, ya que en otras entidades, a pesar de haber incorporado esta tecnología, todavía es necesario introducir el Pin.

Actualmente, CaixaBank se encuentra inmersa en un proceso de reestructuración de sus oficinas en el que tiene planeado cerrar 821 sucursales y potenciar el modelo de oficina urbana Store, hasta alcanzar las 600 en 2021. Ya en la presentación de su nuevo plan estratégico el pasado mes de noviembre, el consejero delegado del grupo, Gonzalo Gortázar, señaló que las oficinas Store aumentan la rentabilidad “en un 21% por encima de las oficinas comparables”.

Según los datos proporcionados por la entidad al cierre del ejercicio 2018, CaixaBank posee una base de 6 millones de clientes digitales, de los cuales 5,2 millones son también clientes móviles y una cuota de penetración del 32%. Hasta 2021, la entidad financiera tiene planeado invertir 800 euros en digitalización. Recientemente, CaixaBank ha sido elegido como ‘Mejor Banco Digital de Europa Occidental’, por la revista británica Euromoney, y ha sido premiado por The Banker y por el bank Administration Institute (BAI) por su aplicación móvil ‘CaixaBank Now’.

Normas