TUI duplica sus pérdidas y cierra 2018 con el mismo beneficio que en 2017

Preveía un crecimiento del ebitda del 10% para el pasado ejercicio

Fritz Joussen, consejero delegado de TUI
Fritz Joussen, consejero delegado de TUI

El 18 de mayo de 2018, la cotización de las acciones del touroperador aleman TUI alcanzaba los 20,4 euros, lo que suponía máximos desde noviembre de 2007. Desde esa fecha, la acción ha perdido la mitad de su valor y la capitalización bursátil se ha reducido al entorno de los 6.149 millones de euros.

El grupo había previsto cerrar 2018 con un crecimiento del 10% del ebitda y el consejero delegado de TUI, Fritz Joussen, ya avanzó el pasado viernes que el grupo tenía que revisar a la baja sus estimaciones de crecimiento y que el año se cerró con un resultado de explotación de 1.170 millones de euros, en línea con el registrado en 2017. Unos malos augurios que se confirmaron ayer con la presentación de los resultados correspondientes a su primer trimestre fiscal (septiembre a diciembre de 2018). El turoperador elevó hasta los 83,6 millones las pérdidas en el cuarto trimestre, más del doble de los 36,8 millones del mismo periodo del año anterior.

¿Qué ha ocurrido para esa tormenta perfecta? La turoperadora lo justifica por tres motivos. El primero es el cálido verano que se produjo en 2018, que provocó una menor propensión al viaje de mercados emisores clave para la compañía, como Alemania, Reino Unido o los Países Nórdicos. “El cálido verano generó un incremento de las reservas de última hora y un recorte de márgenes de la división de aerolíneas”.

En segundo lugar, el turoperador habla de un exceso de oferta en destinos como Canarias, como consecuencia de un repunte de la demanda de viajeros hacia destinos como Turquía o Túnez. Solo en los tres meses de temporada alta (junio a agosto), la llegada de viajeros extranjeros a Canarias cayó en 167.000, según los datos del INE. Finalmente, TUI también habla de un ajuste en las ventas que dejan mayor margen en el caso de los turistas británicos como consecuencia de la debilidad de la libra esterlina, lo que encarece los viajes desde Reino Unido a otros países.

GBP x EUR 1,1275 -0,168%

Las explicaciones del turoperador no convencieron a los mercados y la cotización de TUI volvió ayer a caer con fuerza. Desde los 10,93 euros con los que abrió la sesión registró una fuerte caída cercana al 6% hasta situarse en 10,3 euros. 

El deterioro económico experimentado por TUI ha sido muy similar al registrado por el otro gran turoperador europeo. La británica Thomas Cook revisó en verano dos veces a la baja su previsión de beneficios por las mismas razones que lo hizo su competidor alemán y su cotización ha sufrido aún más que la de TUI, con un ajuste superior al 80% desde el pasado mes de mayo. 

Normas