El turismo que nos une, la inversión que nos sostiene

El sector no se entiende sin la inversión en inmobiliario

El porvenir de la economía de un país depende de multitud de factores y sectores. Y el turismo es uno de los sectores más relevantes y necesarios. Con una representación del 11,8% del PIB, este sector se mantiene, desde décadas atrás, como el gran motor de la economía española. Actualmente, nuestro país se encuentra en el podio mundial del turismo, con un registro de 82,8 millones de visitantes, según la encuesta Frontur elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Y como España, hay otros países de la Unión Europea que, por clima, geolocalización, cultura y otros tantos factores tienen en el turismo un motor que impulsa sus economías. Francia, Italia, Alemania y otros países del sur de Europa son algunos de los destinos que registran mayor número de visitantes a lo largo del año. La recuperación económica y la creciente demanda son claves para la evolución de un sector que, con total seguridad, seguirá al alza.
Pero el sector del turismo no se entiende sin la inversión en inmobiliario. Una inversión que, paralelamente al sector, sigue creciendo con cifras de récord. Según datos facilitados por la consultora CBRE, el volumen de inversión en el sector inmobiliario europeo alcanzó los 312.000 millones de euros en 2018, un 0,3% respecto al año anterior. Además, estos mismos datos señalan que España, junto con Francia, Países Bajos, Polonia y Portugal, han registrado niveles de inversión récord en 2018. Y es que los inversores inyectaron en nuestro país un total de 20.000 millones de euros, solo el año pasado. Con todo, estas cifras no hacen más que reflejar el atractivo de España y Europa como destinos de inversión, así como la fortaleza de sus respectivos mercados inmobiliarios.

Dentro de la diversificación por la que suele caracterizarse la inversión como acción en sí misma, los mercados reflejan una clara ascendencia en cuanto a inversión hotelera se refiere. En este sentido, 2018 fue un año de máximos históricos. Según los datos publicados por CBRE, la inversión hotelera registrada durante el 2018 se disparó hasta los 4.900 millones de euros, solo en España, alcanzando así un incremento del 33% respecto a 2017. Unos registros que experimentan también números parecidos en el conjunto de Europa.
Por todo ello, si queremos que el sector turístico siga siendo un referente y un pilar fundamental en la economía y que los inversores sigan apostando por el sector hotelero, es conveniente que todos los actores del sector sigamos ofreciendo un excelente servicio a nuestros clientes y apostemos por una geolocalización óptima para permitir a nuestros inversores tener un activo con una rentabilidad real y sostenida.

Vivimos en entornos privilegiados y contamos con un sector que está en continuo crecimiento. Está, por tanto, en manos de los principales activos del sector mantener esta tendencia. Mantener y hacer crecer las inversiones. Invertir para seguir creciendo.

Alfons Agulló es Director general de Gat Rooms

Normas