Merlin asegura que la Torre Agbar no está en venta y menos por 150 millones

Desmiente la información sobre una supuesta oferta de Warren Buffett

Warren Buffett
Torre Agbar en Barcelona.

Merlin Properties ha asegurado hoy que la Torre Agbar de Barcelona no está en venta y menos por 150 millones de euros, importe por el que supuestamente la quiere comprar el multimillonario estadounidense Warren Buffet a través de su sociedad de inversión Berkshire Hathaway.

La empresa norteamericana informó recientemente de su intención de invertir en España un total de 35 millones de euros con la apertura este año de 150 agencias inmobiliarias y ha asegurado a Efe que la intención es registrar ante notario su oferta por la emblemática torre en los próximos días.

"La torre no se vende y menos por ese importe", han asegurado este miércoles a Efe desde Merlin Propierties, que adquirió el inmueble a la propia Aguas de Barcelona (Agbar) a comienzos de 2017 por 142 millones con la intención de destinarla a oficinas.

Tras la compra, la sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi) invirtió 15 millones de euros en la remodelación de la torre, unos trabajos que se prolongaron hasta 2018. En abril del año pasado, la empresa proveedora de servicios Competence Call Center (CCC) alquiló 9.000 metros cuadrados distribuidos en ocho plantas del edificio, ahora conocido como Torre Glòries.

Esta operación fue la primera que se llevó a cabo para ocupar la torre, vacía desde que Agbar trasladó su sede en verano de 2015 a la Zona Franca. Actualmente, la torre, que se ofreció para albergar la Agencia Europea del Medicamento, cuenta entre sus inquilinos con empresas como Facebook, con un centro operativo para combatir noticias falsas, y Oracle, con un centro de desarrollo.

Merlin desmiente, así, la información publicada previamente según la cual Buffet estaría estudiando comprar el inmueble a través de la empresa de inversiones Berkshire Hathaway. La supuesta oferta habría sido decidida "directamente" por Warren Buffett, consejero delegado de Berkshire Hathaway, en colaboración con Alessandro Proto.

Proto se hizo pasar durante años por agente inmobiliario predilecto de las estrellas, desde actores de Hollywood, a deportistas internacionales, pasando por la familia real británica, según escribió en una autobiografía titulada "Yo soy el impostor. Historia del hombre que se la coló a todos". 

Normas