Cikautxo creará 600 empleos en cuatro años con el apoyo del BEI

Préstamo de 28 millones para financiar un plan tecnológico

Representantes de Cikautxo y del BEI en la firma del préstamo.
Representantes de Cikautxo y del BEI en la firma del préstamo.

Cikautxo, fabricante de componentes plásticos y de caucho para el automóvil, ha conseguido un préstamo de 26 millones del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para financiar un plan tecnológico que incluye mejoras en los procesos productivos.

Con esta estrategia, la cooperativa integrada en Corporación Mondragón tiene previsto crear 600 nuevos empleos en los próximos cuatro años. Cikautxo cuenta ahora con una plantilla de 2.822 trabajadores y su facturación alcanza los 268 millones.

La compañía de Berriatua (Bizkaia) investigará en los ámbitos de la eficiencia de combustible y del aligeramiento del peso de los componentes de los vehículos para mejorar las prestaciones en consumo de los coches impulsados por baterías o con motores híbridos.

Emma Navarro, vicepresidenta del BEI, e Íñigo Laskurain, director general de Cikautxo, han firmado este martes la comentada línea de financiación. La cooperativa tiene fábricas en España, República Checa, Eslovaquia, Rumanía, México, China e India. También suministra componentes a los productores de electrodomésticos.

Ulma, otra cooperativa integrada asimismo en Corporación Mondragón, también ha logrado recientemente financiación del BEI para financiar sus planes. En este caso, un préstamo de 26 millones. Con este apoyo, el grupo de Oñati (Gipuzkoa) creará 300 empleos. Ulma factura 850 millones con 5.100 trabajadores.

 

Normas