Santander amortiza 1.357 millones de las preferentes que emitió para compensar a los estafados por Madoff

El banco entregó estos títulos, cotizados en Londres, al 97% de los afectados

Santander amortiza 1.357 millones de las preferentes que emitió para compensar a los estafados por Madoff

Diez años después de perder su dinero, los clientes de Banco Santander que se vieron afectados por la estafa piramidal del magnate financiero Bernard Madoff, están a punto de recuperar su inversión inicial. El banco ha anunciado este lunes que el próximo 18 de marzo amortizará anticipadamente los 1.357 millones de euros en emisiones preferentes que les entregó en compensación.

Así lo ha comunicado este lunes la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), confirmando la estrategia para devolver la liquidez perdida a los clientes afectados que avanzó este diario el pasado mes de diciembre.

En España, el grueso de los afectados por el escándalo financiero fueron clientes e banca privada de Santander, a los que se ofreció el fondo de inversión Optima Strategic US Equity, que estaba gestionado por la filial suiza Optimal Investment Services. 

Cuando Madoff confesó que no había valor real detrás de sus atractivas operaciones, el valor de estas inversiones pasó a ser cero lo que dejó sin 2.010 millones de euros a clientes institucionales de banca privada internacional de Santander y sin 320 millones a los de este área en España.

Como respuesta, Santander acabó canjeando el 100% de la inversión inicial de estos clientes (descontando los réditos conseguidos) por una participaciones preferentes acompañadas de un cupón anual del 2%. 

Pese a la perpetuidad de estas titulaciones, el banco se comprometió a estudiar su recompra transcurridos 10 años, un plazo que se cumplía en marzo de 2019. A un mes de que venza el plazo, Santander ha comunicado la amortizacion anticipada de estos valores.

Se trata de emisiones de participaciones preferentes que se negocian en el mercado regulado de la Bolsa de Valores de Londres (Regulated Market of the London Stock Exchange) y que fueron adquiridas en su fecha de emisión por clientes de banca privada de la entidad en el marco de la acción comercial anunciada el 28 de enero de 2009, con número de registro 103088, como se conoció la operación de compensación por el caso Madoff.

Los títulos afectados

En concreto, amortizará 653.995 participaciones preferentes de 1.500 dólares de valor nominal cada una, Serie 1, emitidas inicialmente por Santander International Preferred S.A. Unipersonal (ahora Banco Santander, como consecuencia de su absorción). Su importe nominal en circulación asciende a un total de 980,99 millones de dólares (857,72 millones de euros).

Asimismo, amortizará la emisión de 8.582 participaciones preferentes de 1.000 euros de valor nominal, Serie 2, emitidas inicialmente por Santander International Preferred S.A. Unipersonal, cuyo importe nominal en circulación asciende a 8,58 millones de euros.

Otra de las emisiones que amortizará es la de 12.122 participaciones de 1.500 dólares de valor nominal, Serie VI, emitidas inicialmente por Santander Finance Capital S.A. Unipersonal (ahora Banco Santander, como consecuencia de su absorción, con un importe nominal en circulación de 17,199 millones de dólares (15,03 millones de euros).

El banco amortizará también la emisión de 333 participaciones preferentes de 75.000 dólares de valor nominal, Serie VII, emitidas inicialmente por Santander Finance Capital S.A. Unipersonal, cuyo importe nominal en circulación asciende a 24,9 millones de dólares (21,77 millones de euros).

De igual manera hará con la emisión de 313.745 participaciones preferentes de 1.000 euros de valor nominal, Serie VIII, emitidas inicialmente por Santander Finance Capital S.A. Unipersonal por valor en circulación de 302,42 millones de euros.

Por último, Santander amortizará una emisión de 3.074 preferentes de 50.000 euros cada una, Serie IX, emitidas inicialmente por Santander Finance Capital S.A. Unipersonal, cuyo importe nominal en circulación asciende a 152,4 millones de euros.

Pese a que las preferentes de Santander suman un valor nominal de 1.357 millones de euros, su emisión solo costó 450 millones a la entidad, que los cargó contra las cuentas de 2008. A quienes no aceptaron las preferentes, Santander les ofreció un depósito subordinado a 30 años con la misma remuneración, del 2% anual, y la opción de rescate a voluntad del banco este mismo año.

Normas