Por qué España atrae a los inversores extranjeros

Además de las buenas cifras económicas, la regulación mercantil española es una de las más abiertas del mundo

Fachada de una Socimi
Fachada de una Socimi

Las perspectivas económicas positivas, así como las buenas cifras de sectores de vital importancia para nuestra economía como el turismo y la reactivación del sector inmobiliario convierten a nuestro país en un destino atractivo para los inversores. Según datos publicados ayer por el INE (Instituto Nacional de Estadística) el PIB registra un crecimiento interanual del 2,4% , un 2,5% más en términos de volumen. Asimismo, las cifras correspondientes al mes de noviembre de 2018 que dio a conocer el INE reflejan que recibimos durante este mes 4,5 millones de visitantes internacionales, un 3,6% más que en el mismo mes de 2017 .

Si analizamos el crecimiento de las economías de la eurozona, a la espera de conocer las cifras oficiales correspondientes al tercer trimestre, España ocupa la primera posición. Según las previsiones de Eurostat, el país acumulará en el tercer trimestre del año un avance del 0,6% . De este modo, el desarrollo de un mercado económico cada vez más consolidado está ayudando, entre otros factores, a posicionar a España como uno de los destinos más atractivos para la inversión. En 2017 la inversión extranjera en España alcanzó 36.122 millones de euros, un 0,7% más que el año anterior . En este sentido cabe destacar que, según un informe de Solunion publicado el pasado mes de agosto, entre 2014 y 2018 la inversión china en España creció más de un 800% y alcanzó los 15.700 millones de dólares . En este punto es importante destacar que actualmente España es el sexto país de destino de las inversiones chinas dentro de la Unión Europea .

Es innegable que el impulso económico del país se ha cimentado en gran parte en la inversión extranjera. España cuenta con una de las regulaciones mercantiles más abiertas a nivel internacional, así como con una serie de facilidades de acceso para la inversión extranjera. Según un informe realizado por Multinacionales por marca España , la economía española cuenta con cuatro ejercicios consecutivos de crecimiento (2014-2017), los tres últimos con tasas superiores al 3% y mayores que la media de la UE (3,1% frente al 2,6% en 2017). Así, el país ocupa el noveno puesto en la posición de los 50 países con mayor facilidad de acceso a la inversión extranjera.

Según Unctad (Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), España es el octavo mayor receptor de inversión extranjera en el mundo en el primer semestre de 2018, el país recibió concretamente 18.052 millones, es decir, un 21% más que en el mismo periodo de 2017.
La innovación y el emprendimiento juegan también un papel fundamental en el atractivo de España, marcado por la presencia de capital extranjero y por la proliferación de startups. En el Informe COTEC sobre innovación se incluyen datos que reflejan que en España aún queda un largo camino por recorrer en materia de I+D, que no está acompañando al crecimiento económico del país.

A pesar de ello, España es, a día de hoy, uno de los países desarrollados que, en relación con su PIB, presenta un menor apoyo público a la ciencia, la tecnología y la innovación en el sector privado (ocupa la posición 22 entre los países de la OCDE). Ahora bien, si nos fijamos en las cifras de startups, Barcelona y Madrid ocupan el quinto y el sexto puesto a nivel europeo en el ranking del informe Startup Ecosystem Overview, cifras que reflejan el potencial y la iniciativa del país.

Asimismo, el sector turístico y el repunte del sector inmobiliario ocupan un papel protagonista en las perspectivas de la economía española. El turismo se ha consolidado como el tercer sector exportador del mundo y ha convertido a España, gracias también a su ubicación estratégica, en el segundo destino más visitado del mundo después de Francia generando unos ingresos en 2017 de 59.000 millones de euros.

En este contexto, España cuenta actualmente con un gran potencial y se ha convertido en un destino halagüeño para los inversores. Sus buenas cifras le avalan y, por ello, el país seguirá estando en el punto de mira de los inversores internacionales los próximos años.

Mark Hall es CEO de HSBC España

Normas