El Ibex firma el mejor arranque desde 2011: ¿hay margen para prolongar el rally?

A falta de dos sesiones para el cierre de mes, sube un 6,78% en enero

Fondos monetarios

Un inicio de año bastante optimista y más si se tiene en cuenta que todavía existen muchos frentes abiertos pendientes de resolución. A pesar de que las incertidumbres son prácticamente las mismas que hace un mes, en enero los inversores han optado por aprovechar la liquidez de comienzos de año y las atractivas valoraciones para tomar posición en renta variable. El Ibex 35 ha sido uno de los grandes beneficiados y a falta de dos sesiones para que concluya enero, el selectivo suma un 6,78%, subida que le lleva a firmar su mejor inicio de año desde 2011, momento en el que repuntó un 9,6%. Pero los ascensos no quedan ahí. Desde los mínimos de diciembre, el índice avanza un 9%.

Sergio Ávila, analista de IG, apunta a la mayor predisposición de los inversores por el riesgo como una de las razones que justifican el rebote. La recta final de 2018 estuvo marcada por un miedo extremo que aceleró las pérdidas, dejando a muchas cotizadas con valoraciones muy atractivas. “A esto se han sumado las expectativas de acuerdo comercial y la mayor sensibilidad de los bancos centrales a la evolución de los mercados”, afirma Natalia Aguirre, directora de estrategia de Renta 4. Con estos ingredientes la recuperación de la Bolsa española está encabezada por firmas fuertemente castigadas en 2018 como Mediaset (sube un 14,75% este año) o cotizadas que sacan partido del acercamiento de las posturas entre China y EE UU como Cie Automotive (12,87%) o ArcelorMittal (9,90%).

Junto a la Bolsa española, la otra gran beneficiada por el mayor apetito de los inversores por el riesgo, es el Mib italiano, que sube un 7,52% en 2019, en línea con el repunte del 7,57% que experimentó en enero del año pasado. En la recta final de 2018 Roma y Bruselas lograron firmar la paz. Tras tres meses de tensiones a cuenta de los presupuestos, ambas partes dieron su brazo a torcer y evitaron las temidas sanciones por déficit excesivo después de que Italia rebajar su previsión al 2,04% desde el 2,4% inicial. “A finales de año se logró poner calma al riesgo político en Italia y así lo ha recogido el mercado. No obstante, si no se cumple la hoja ruta del Ejecutivo italiano las tensiones políticas reaparecerán”, explica Aguirre.

Más modestos son los ascensos anotados por el Dax alemán o el Cac francés, que avanzan un 6,25% y 4,17%, respectivamente. Es decir, el mejor arranque de año desde 2015 gracias, en gran medida, a los mensajes lanzados por la Fed que estaría dispuesta a hacer un alto en el ritmo de subida de tipos, una idea que los inversores prevén que se confirme en la cita de hoy. 

Los analistas creen que siguen existiendo razones que apoyan la remontada, pero no descartan una corrección en el corto plazo para consolidar niveles. Continuar la tendencia alcista va a depender y mucho de factores binarios. Es decir, según se produzca un desenlace u otro, el resultado puede ser de grandes subidas o por contra, fuertes descensos. La guerra comercial o el Brexit son las grandes amenazas para el futuro de los mercados. Un fracaso de las negociaciones entre EE UU y China aceleraría el frenazo de la economía y de los resultados empresariales que ya en 2018 se resintieron por las políticas proteccionistas. En este escenario los inversores se apresurarían a poner su dinero a salvo. Lo mismo sucede con una salida de Reino Unido de la UE y si bien hasta el momento los inversores descartan un Brexit duro, todas las posibilidades están sobre la mesa.

Normas