Las telecos europeas tienen 20.000 millones de razones para amar a Huawei

Es el valor en euros que podrían perder si la falta de competencia del proveedor chino hace que suban los precios de los equipos

Apoyo a Huawei durante el juicio a la CFO de esta, Meng Wanzhou en Vancouver (Canadá).
Apoyo a Huawei durante el juicio a la CFO de esta, Meng Wanzhou en Vancouver (Canadá).

Las telecos europeas tienen 20.000 millones de razones para amar a Huawei. Es una estimación del valor en euros que podrían perder si los políticos ceden a la presión de EE UU y excluyen al proveedor de los nuevos contratos. El sector no necesita otra fuga de liquidez.

EE UU, Australia y Nueva Zelanda están dejando fuera a Huawei de las redes 5G, por supuestos vínculos con la inteligencia china. La mayoría de los Gobiernos europeos no han actuado, pero el comisario del ramo Andrus Ansip dijo que el bloque debería preocuparse. Vodafone dejó de comprar equipos a Huawei para la parte central de la red, que dirige el tráfico y protege los datos. Pero su jefe, Nick Read, dijo que una prohibición en la parte de acceso radio, de transmisión de señales por torres, sería un “gran problema”.

Los 10 mayores operadores europeos gastarán 50.000 millones en inversión en 2020. De ellos, 34.000 millones deberían destinarse a sus operaciones en Europa, suponiendo que la inversión se corresponda con la localización de los ingresos. Bernstein calcula que las partes centrales y de radio de las redes suelen suponer dos quintos del capex, lo que implica que las 10 principales telecos europeas podrían gastar unos 13.600 millones en equipos de red en 2020. Esa factura podría subir 2.000 millones si Nokia y Ericsson, sin la competencia de Huawei, suben los precios. Telus estima que Huawei hizo que bajaran al menos un 15%. El flujo de caja libre total sería de 28.000 millones, en lugar de los 30.000 millones que se prevén ahora. Usando un rendimiento medio del flujo de caja libre del 10%, el valor de mercado implícito sería de 274.000 millones, es decir, 20.000 millones menos que ahora.

Eso difícilmente disuadirá a los políticos preocupados por la influencia china en las redes 5G para fábricas automatizadas y coches autónomos. Pero los inversores ya han visto cómo el índice Thomson Reuters Europe Telecommunications Services ha caído dos quintos en el último año. Las ventas del sector apenas suben, mientras aumentan los costes del espectro móvil y de los intereses. Vetar a Huawei privaría al sector de una valiosa muleta.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas