Los bodegueros españoles envían vino extra a Reino Unido por si hay un Brexit duro

La asociación del sector recomienda tomar medidas ante un posible fiasco en las negociaciones

Selección de vinos de Rioja.
Selección de vinos de Rioja.

Las bodegas españolas quieren garantizar que los británicos amantes del vino español no se quedan sin sus botellas en caso de una salida brusca de Reino Unido de la Unión Europea. El riesgo de un Brexit brusco ha disparado el envío de botellas de vino de Rioja ante el temor de que se pueda producir problemas en la frontera.

“Ya hemos completado el 90% de las ventas en Reino Unido previstas para la primera mitad de año”, explica Santiago Frias, director general de Bodegas Bilbaínas, un productor con sede en Cenicero (La Rioja). “Esto nos permite poder afrontar un posible colapso en las fronteras británicas”.

La Federación Española del Vino (FEV), que incluye a las principales bodegas del país, ha recomendado a sus miembros sobre cómo minimizar el impacto de una posible salida de Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo. Entre los consejos para reducir el impacto del Brexit duro se incluye la contratación de coberturas para un posible desplome de la libra esterlina, realizar planes específicos de transporte y asegurarse de que sus botellas de vino están correctamente etiquetadas, según una circular enviada por la FEV a todos sus miembros el pasado 17 de enero.

La denominación de origen de Rioja es el mayor exportador europeo de vino hacia Reino Unido, en términos de volumen. En los primeros nueve meses de 2018, sus bodegas vendieron 32 millones de libros a mayoristas, restaurantes y grandes almacenes británicos. Se trata de un tercio de todas sus ventas internacionales, de acuerdo con los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino.

Muchas bodegas españolas están planeando aumentar su stock de botellas en Reino Unido, una tendencia que conllevará un aumento en los costes de transporte y almacenamiento, según la circular de la FEV.

De hecho, las cuentas de resultados de los productores de vino de Rioja ya han sufrido a causa del Brexit. En concreto, porque la depreciación de la libra esterlina ha reducido la demanda de vino español. Las exportaciones a Reino Unido cayeron un 16% en los 11 primeros meses de 2018. La caída es superior al 10% registrado en el conjunto de los mercados internacionales, de acuerdo con los datos ofrecidos por Grupo Rioja, una asociación de los bodegueros de esta denominación de origen.

“Es evidente de que ya podemos hablar de los efectos del Brexit”, comenta Íñigo Torres, gerente de Grupo Rioja. “Por su puesto, podría ser peor en caso de que no hubiera acuerdo. La libra se depreciaría aún más y el Reino Unido se convertiría en un país sin acuerdo comercial específico con la Unión Europea, lo que probablemente haría que subieran los aranceles, algo que agravaría los efectos negativos”.

Algunos bodegueros de Rioja están reaccionando a las amenazas que entraña el Brexit buscando expandirse más en otros mercados. Barón de Ley está ganando terreno en países como Rusia, Canadá o Brasil, según explica su presidente Eduardo Santos-Ruiz en una entrevista.

“No hay mucho que podamos hacer en relación al Brexit”, explica. “Pero al menos queremos estar preparado para expandirnos a nuevos mercados, dentro de nuestra política de exportaciones”.

Normas