Industria

Siemens y Alstom proponen un último paquete de concesiones para salvar la fusión

La Comisión Europea debe decidir la próxima semana sobre la combinación del negocio ferroviario, en un entorno de creciente presión política

Un tren de alta velocidad francés de Alstom, en primer plano, y un ICE alemán fabricado por Siemens.
Un tren de alta velocidad francés de Alstom, en primer plano, y un ICE alemán fabricado por Siemens. REUTERS

Los gigantes industriales Siemens y Alstom, que pactaron en 2017 la fusión de sus negocios ferroviarios, han publicado a primera hora de la mañana una nueva oferta de concesiones para salvar las reticencias de la Comisión Europea sobre el impacto de la operación en la competencia. La comisión prevé tomar una decisión la próxima semana, en un contexto de creciente presión política por parte de los Gobiernos de Alemania y Francia. Berlín y París abogan por la creación de un campeón europeo que pueda competir con las empresas chinas.

Margaret Vestager, comisaria europea de compentencia, es el blanco de las críticas. Siemens y Alstom no han modificado el volumen de negocio que sacarán a la venta (el 4% de los ingresos), pero sí sus características. Prevén vender activos de señalizaciones y firmar acuerdos más largos para licenciar sus productos a terceros fabricantes.

Alstom reconoció que "sigue sin haber certidumbre de que el contenido de esta nueva propuesta será suficiente para responder a las preocupaciones de la Comisión", que debe resolver de aquí al 18 de febrero. La comisaria europea de la Competencia, Margaret Vestager señaló el pasado día 21 que sus servicios seguían abiertos a nuevas concesiones de Alstom y Siemens, pero haciendo notar que el tiempo para hacerlo se agotaba .

Vestager, que sin entrar en el contenido explicó que el procedimiento entonces ya estaba "muy avanzado", fue recibida ese día en París por el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, que lleva semanas ejerciendo presión sobre la Comisión para que dé el visto bueno a la fusión.

Le Maire ha repetido que impedirla sería "un error económico y una falta política", que se trata de crear un "campeón europeo" que pueda hacer frente al gigante chino CRRC, y que, además, la operación podría beneficiar a otras empresas como la española CAF por las cesiones que las dos empresas se han comprometido a realizar.

La fusión de Siemens y Alstom supondría ventas combinadas por 15.000 millones de euros. Uno de los asuntos clave es la fabricación de trenes de alta velocidad. La Comisión habría exigido a Siemens acuerdos más largos para licenciar sus productos a terceros. En paralelo, la empresa alemana, informa Bloomberg, baraja otras opciones para este negocio, como sacarlo a Bolsa.

Normas