Comercio

Así impactó la última edición del 'Black Friday' en las tiendas españolas

El 28% de las empresas superó sus previsiones de venta y el 41% de ellas hace una valoración “neutra” de la jornada. Solo el 9,97% de los productos bajó de precio ese día

Dos mujeres pasan ante un escaparate con una promoción por el Black Friday.
Dos mujeres pasan ante un escaparate con una promoción por el Black Friday.

El Black Friday se ha convertido en una de las jornadas de compra más populares en España. Pero no es oro todo lo que reluce, según muestra un análisis de la campaña de 2018 llevado a cabo por BrainSINS y eCommerce Rentable, con la colaboración de Ingenico Group, entre más de 100 empresas españolas.

Hay datos positivos, como el referido a las ventas. Según Ingenico, en Europa se produjo un incremento medio de las mismas del 72% durante el Black Friday frente a un viernes promedio, mientras en España el crecimiento fue del 193%. Según el informe, el 50% de las compañías españolas tuvo unas ventas similares a las previsiones que habían realizado, mientras un 28% las superaron. Por contra, un 22% de no alcanzaron las previsiones que esperaban.

Teniendo en cuenta esos resultados, el estudio muestra que el 30% de las empresas encuestadas tiene una visión “positiva” sobre la campaña del Black Friday y un 14% “muy positiva”. Sin embargo, sorprende que un 41% mantiene una opinión “neutra”, un 10% “negativa” y un 5% “muy negativa”.
El informe recoge también datos de un análisis de Minderest sobre variación de precios en los ecommerces españoles para esa campaña. Y aquí los datos son demoledores para quien compre en Black Friday pensando que es una época de rebajas. El análisis compara el precio de más de 10,6 millones de productos que estaban a la venta el 23 de noviembre (el viernes negro) con el que tenían 15 días antes, y la conclusión es que el 83,65% de los precios no variaron. Solo el 9,97% se redujeron, solo un 6,37% subieron.

“Vemos que desde la perspectiva del comprador hay que tener cuidado a la hora de evaluar las ofertas, ya que algunos productos pueden salirnos hasta más caros durante el Black Friday”, según advierte el informe, que precisa que el 9,97% de los precios que se redujeron, lo hicieron con un decrecimiento medio del 12,30%, mientras el 6,37% de los precios que subieron lo hicieron con incrementos medios del 11,18%. El informe resume que si se compara las bajadas con las subidas y se obtiene el valor medio, la tendencia fue de bajada con un valor medio del 3,15%. “El Black Friday no es un evento de rebajas generalizado (...) Pero es falso que de forma generalizada los precios suban ese día”, destaca.

¿Cuál es el perdedor principal de esta campaña? Según las empresas encuestadas, la siguiente campaña, la de Navidad, pues muchos usuarios aprovechan ese viernes para realizar sus compras para navidades y Reyes, lo que hace resentir las ventas en ese periodo, según apuntan el 50% de las compañías. Sin embargo, un 33,3% considera que el Black Friday no tiene impacto en Navidad y un 16,7% dice que el impacto es positivo.

El incremento de previsiones con respecto a las ventas del año anterior no se vio reflejado en el tráfico online durante esa jornadas, según el informe. El motivo es que los comercios concentraron menos las ofertas en el viernes, que se fueron sucediendo durante días e incluso semanas antes del Black Friday. Según datos agregados de más de 200 clientes de BrainSINS de todos los tamaños y sectores de venta online, durante el último Black Friday hubo 2,14 veces más tráfico que un viernes promedio, pero casi la mitad de tráfico que el día del Black Friday de 2017.

Normas