Coyuntura

La actividad industrial alemana, en contracción según el índice PMI

Baja de los 50 puntos por primera vez en cuatro años

Imagen de una fábrica de Airbus en París.
Imagen de una fábrica de Airbus en París. AFP

La industria alemana ha entrado en fase recesiva, según el indicador de gestores de compras PMI, elaborado por la empresa Markit. El índice ha cerrado enero con una lectura de 49,9 puntos, una décima por debajo de los 50 que distinguen la expansión de la contracción de la actividad. Es la primera vez en cuatro años que toca estos niveles, una señal más del enfriamiento económico en la eurozona. Los analistas esperaban una lectura de 51,5 puntos. El dato en el sector servicios ha sido, por el contrario, positivo, con una mejora hasta los 53,1 puntos, mejor de lo previsto, que ha dejado el índice compuesto en una mejora hasta 52,1 puntos, mejor de lo esperado. 

Esta semana el FMI ha recortado las previsiones de crecimiento para la economía global, y las perspectivas de enfriamiento, que hudieron los mercados en el mes de diciembre, son el principal punto de preocupación en el foro de Davos de estos días. Hoy, además, se reúne el BCE, que justo el mes pasado inició la retirada de su programa de compras de bonos. 

Además de la guerra comercial, que ha enfriado la economía en todo el mundo, Alemania sufre las consecuencias del mal momento de la industria del motor (China, el primer mercado, ha caído en 2018), del Brexit e, indirectamente, de las protestas de los chalecos amarillos en Francia.

De hecho, el índice PMI compuesto en Francia ha marcado su peor lectura también en cuatro años, en 47,9 puntos. En el caso del sector servicios, el dato provisional de actividad de las empresas ha caído en enero a 47,5 puntos, frente a los 49 del mes anterior, su peor evolución en 59 meses, mientras que en las manufacturas el índice mejoró a 51,2 puntos desde los 49,7 de diciembre, alcanzando así su nivel más alto en tres meses.

Normas