Iberia se refuerza en América y Europa a la espera de nueve aviones en el año del Brexit

En larga distancia apuesta por crecer en México, Colombia, Brasil, Ecuador y Perú

El presidente de Iberia, Luis Gallego.
El presidente de Iberia, Luis Gallego.

El respaldo sin fisuras del Gobierno español, la evolución positiva de la acción de IAG y la seguridad de que se cumplen las condiciones para mantener el certificado español de vuelo, han puesto a Iberia en posición de crecimiento en 2019. La empresa espera salir sin arañazos de la situación que finalmente derive del Brexit, que ha arrojado incertidumbre sobre Iberia por su condición de aerolínea del holding IAG. De hecho, afronta un complejo 2019 creciendo en producción y también en flota, mientras referencias como Norwegian y Ryanair están de recortes.

La aerolínea que preside Luis Gallego ha remarcado en la feria internacional del turismo Fitur que espera la incorporación de nueve aviones este año: cuatro A350-900 para destinos lejanos, de los que el último en llegar comenzará a operar en 2020, y cinco A320neo enfocados a rutas de corto y medio radio.

Respecto al Brexit, IAG confía en que la estructura de propiedad de Iberia, con el 100% de los derechos políticos en manos de El Corte Inglés, y su histórico domicilio social en Madrid sean garantías, como hasta ahora, para que la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) mantenga en pie los certificados de operaciones.

Administración española y empresas defienden ante la CE que las aerolíneas cotizadas de todo el continente tienen prácticamente imposible controlar la procedencia de sus inversores

El Gobierno español, por su parte, lleva semanas defendiendo la españolidad tanto de Iberia como de Vueling y no se plantea ningún escenario en que las dos mayores aerolíneas españolas, con más de 55 millones de paajeros, dejen de volar a partir del 29 de marzo. Administración española y empresas defienden ante la Comisión Europea que las aerolíneas cotizadas de todo el continente tienen prácticamente imposible controlar la procedencia de sus inversores pese a la normativa que obliga a que un 51% del capital esté en manos comunitarias.

Nuevos destinos

En medio de la apuesta por la modernización de flota, Iberia se dispone a potenciar  operaciones tanto en América como en Europa. Al otro lado del Atlántico el objetivo de mayor desarrollo se ha fijado en México, evolucionando hasta los tres vuelos diarios a partir de julio; sumará tres frecuencias a la ruta Madrid-Bogotá, pasando de cinco semanales a un vuelo diario a partir del 1 de julio; Montevideo y Río de Janeiro también alcanzan el vuelo diario desde Madrid a partir del mismo 1 de julio, y la firma española operará tres vuelos más a la semana a Lima durante el verano, alcanzando las diez frecuencias semanales.

IAG 6,46 1,19%

Al margen de estos refuerzos en el mercado natural que representa América Latina, Iberia planea introducir su mayor avión, el A350, en las rutas a Buenos Aires y Chicago, sumándose estas al vuelo Madrid-Nueva York que Iberia cubre con su aparato más moderno.

Ya en Europa, la temporada de verano incorpora las novedades de destinos como Bergen y Oslo, ambas en Noruega. En la segunda de las ciudades, Iberia pretende quedarse todo el año. La filial Iberia Express, por su parte, se estrenará en los destinos de Bari (Italia) y Zadar (Croacia). Y la franquiciada Air Nostrum llegará a Verona en el mes de agosto y pretende asentarse en la francesa Calons-Vatry.

Otras plazas europeas por las que apuesta el grupo con mayores frecuencias son Florencia, Hamburgo, Atenas, Dubrovnik, Zagreb y Budapest. El enlace entre Madrid y Faro y la ruta Madrid-Olbia contarán con aviones de mayor capacidad. Y en África se refuerzan las operaciones con Marrakech y Dakar.

Normas