Fiscalidad

Aduanas refuerza los controles aeroportuarios ante un posible Brexit duro

Coordina una respuesta con Aena y duplica los puestos de declaración de IVA

Activistas proeuropeistas se concentran a las puertas del Parlamento este martes en Londres (Reino Unido).
Activistas proeuropeistas se concentran a las puertas del Parlamento este martes en Londres (Reino Unido). EFE

La administración española se prepara ya para manejar el impacto en sus aduanas de un posible divorcio sin acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea dado el clima de confrontación que ha generado en el Parlamento británico el rechazo al pacto de su primera ministra, Theresa May, con los socios comunitarios.

 Las medidas adoptadas por el Ministerio de Hacienda pasan por un refuerzo de la plantilla, un incremento del control de pasajeros y mercancías, así como una expansión de las oficinas de declaración de IVA para residentes en países extracomunitarios en las principales plazas aeroportuarias.

 Así lo ha revelado este miércoles la subdirectora general de gestión aduanera de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, Nerea Rodríguez, durante su participación en las jornadas de fiscalidad empresarial organizadas por la Asociación para El Progreso de la DIrección (APD) y la consultora PwC.

 De un lado, Rodríguez ha revelado que la Agencia Tributaria ha puesto en marcha un plan de coordinación con Aena para adaptar los aeropuertos a una mayor afluencia de viajeros procedentes de países externos a la Unión Europea, con controles muy superiores a los aplicados a los comunitarios.

 La respresentante de Aduanas ha explicado que Reino Unido, actualmente considerado comunitario, aportará cuando salga de la UE más viajeros de terceros países que todo el resto de pasajeros procedentes de otras naciones.

 Aeropuertos como Alicante y Baleares serían de los más afectados por el cambio porque se verían obligados a dar la vuelta a un modelo con mayoría de controles de acceso dirigidos a viajeros comunitarios para dedicar esos accesos a los de países terceros, una vez Reino Unido consume su salida. Destacan también las medidas tomadas en los puertos del norte, especialmente en aquellos que ofrecen ferrys a Reino Unido.

 En paralelo, desde el pasado enero, coincidiendo con la implantación de la gestión electrónica del IVA, Hacienda ha ido incrementando el número de quioscos en los que los viajeros de fuera la UE presentan las facturas de las compras realizadas en España para solicitar la devolución de dicho impuesto.

 Finalmente, Hacienda ha reforzado en 300 personas el número de efectivos destinados a Aduanas a fin de reforzar los puntos de especial carga de trabajo, como ya anunció el Gobierno hace unos días.

 La posibilidad de un Brexit duro y sin acuerdo ha llevado a las autoridades a implementar estos planes de adaptación de forma acelerada, si bien Rodríguez asevera que estos programas bastarán en el caso de que se confirme una ruptura no pactada.

Normas