Wall Street cae más de un 1% ante las nuevas tensiones comerciales

El selectivo español resiste por encima de los 9.000 puntos

ibex directo
Panel de cotizaciones en Wall Street. REUTERS

El impulso con el que los mercados arrancaron 2019 se enfría a medida que transcurren las jornadas, con unas perspectivas económicas desalentadoras. El FMI recortó ayer la previsión de crecimiento mundial hasta la tasa más baja en tres años, y este enfriamiento es uno de los aspectos capitales del encuentro de líderes mundiales en Davos. Así, el tono negativo se ha impuesto de nuevo en las Bolsas europeas y el Ibex 35, aunque ha hecho un intento de cotizar en positivo, ha caído un 0,18%. Las caídas de la banca y de las acereras ha arrastrado al selectivo y ha llegad a poner en peligro los 9.000 puntos, que finalmente ha logrado a salvar en la sesión de este martes.

Los mayores descensos son para Wall Street. El Dow Jones cae un 1,22%, mientras que el S&P 500 cae un 1,38% y el Nasdaq un 1,91%. Las ventas se han impuesto después de que el Financial Times publicase del enfriamiento de las negociaciones en materia comercial entre EE UU y China, después de que la Casa Blanca rechazase recibir a dos emisarios enviados desde Pekín.

En el Ibex, las mayores caídas han sido para ArcelorMittal, que ha caído un 4,7% afectada por una rebaja de su valoración por JP Morgan. El banco de inversión estadounidense también ha recortado el precio objetivo de Acerinox, que ha cedido un 2,67%. Bankia ha sido el valor bancario más castigado con un recorte superior del 2,58%, aunque el resto de entidades también han sufrido caídas, de entre el 1,39% y el 0,26%.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.518,30 0,18%
EUROSTOXX 50 3.499,36 0,21%
DOW JONES 26.451,59 -0,04%
USD x EUR 0,8950 -0,345%
Petroleo Brent 72,120 -2,999%

En el resto de Europa, las caídas han sido mayores y la Bolsa de Londres y la de Milán han cedido alrededor del 1%, mientras que el Dax y el Cac han perdido un en torno a un 0,5%.

El mercado parece haber abandonado el pesimismo recalcitrante que marcó diciembre, pero el apetito por el riesgo es muy escaso. No llegan tampoco noticias favorables de uno de los frentes que podría devolver el ánimo al mercado, las conversaciones comerciales entre China y Estados Unidos. La guerra comercial tiene mucho que ver en el cambio de perspectivas económicas.

"Los temores sobre la ralentización de la economía china y, por ende, de la economía mundial, en la que este país tiene un impacto muy elevado, temores que fueron posteriormente refrendados por el FMI, que revisó a la baja sus expectativas para el crecimiento económico mundial, animaron a los inversores más cortoplacistas a reducir algo su exposición en renta variable", explican en Link Securities, que añade que "a los síntomas de desaceleración de las economías de China y de la Zona Euro se une ahora el temor de que el cierre parcial del gobierno Federal de EEUU impacte negativamente en la economía del país, economía en la que también habían aflorado algunos síntomas de ralentización en las últimas semanas".

Desde Renta 4 señalan que "se sigue confirmando una desaceleración, pero no recesión, de hecho en 2020 se estima una ligera aceleración de la actividad económica".

Wall Street también mantiene el tono negativo en la jornada y tras haber abierto con una caída del 0,6%, cedía cerca del 1% al cierre de los mercados europeos, pendiente de los resultados empresariales. Hoy ha sido el turno de Johnson & Johnson que, a pesar de superar las previsiones del mercado, cede en Bolsa alrededor de un 2% debido al aumento de sus gastos en litigios por el escándalo de los polvos de talco. Al cierre de la sesión, se conocerán los datos de IBM y Ford.

Otro de los puntos calientes es la salida del Reino Unido de la Unión Europea; el plan B de Theresa May tras el contundente rechazo parlamentario de la semana pasada es prácticamente el mismo que el plan A, con lo que la situación sigue bloqueada. El partido laborista ha puesto sobre la mesa una votación sobre un segundo referéndum, que May rechaza de plano, pero la libra apenas lo nota. Cotiza en 1,288 dólares.

En el mercado de divisas, los movimientos han sido escasos y el euro cede un 0,07% y se cambia por 1,135 dólares.

El petróleo, por su parte, paga con una caída del 2,8% el empeoramiento de perspectivas macro. El Brent se sitúa ya por debajo de los 61 dólares. Igualmente, en el mercado de deuda las salidas de dinero de la renta variable favorecen a los bonos seguros: el bund alemán recorta en un punto básico su rentabilidad, mientras el italiano eleva levemente su tipo. El español está en 1,347%.

Por su parte, el Tesoro Público ha colocado este martes 1.456,21 millones de euros en letras a tres y nueve meses, dentro del rango medio previsto, y lo ha hecho a tipos más negativos en el caso de las letras a nueve meses, según informó el Banco de España.

La demanda de ambas referencias ha superado los 6.700 millones de euros, con lo que los inversores siguen confiando en los títulos de deuda españoles, a pesar de que tienen que pagar por las referencias a más corto plazo.

Normas