Primark: “Un Brexit sin acuerdo sería temerario”

La textil británica eleva sus ventas un 4% durante la campaña navideña, con una actividad "fortalecida" en España

Anuncia el cierre de una de sus tiendas en Oviedo

Primark brexit
REUTERS

Primark, la textil propiedad del grupo británico AB Foods, incrementó sus ventas un 4% en las 16 semanas anteriores al 5 de enero, es decir, ya con el efecto de la campaña de compras, aunque sobre todo debido al crecimiento de superficie comercial, ya que sus ventas comparables mostraron un ligero descenso durante este periodo, según ha informado la compañía.

Esta destaca un incremento de las ventas del 5% en la Eurozona, con crecimientos sólidos en Francia Bélgica e Italia, y un "rendimiento que se fortaleció en España", su segundo mayor mercado, aunque sin detallar el alza de ventas. Por contra, Primark reseña un peor progreso en Alemania. Durante este periodo, la cadena de moda low cost abrió dos nuevas tiendas, en Sevilla y en Almería, aunque ha anunciado el cierre de uno de sus dos puntos de venta de Oviedo.

En cuanto a las ventas en su mercado principal, el británico, crecieron un 1% respecto al periodo comparable del año anterior, y se comportaron "por encima de nuestras expectativas" durante la Navidad.

Sobre el Brexit

El director financiero de AB Foods, John Bason, ha valorado los resultados y también los últimos acontecimientos relacionados con la salida del Reino Unido de la Unión Europea. En declaraciones recogidas por Reuters, Bason afirma que una salida sin acuerdo sería "temeraria" para el país, sumándose a las voces de distintos representantes empresariales alertando de las consecuencias que tendría un brexit duro para sus negocios. "Si alguien cree que puedes salir adelante sin algún tipo de acuerdo, creo que ese es un temerario. El suministro de alimentos del Reino Unido es dependiente del libre tránsito en la frontera", afirma Bason, quien subrayó que la mayor parte de la comida que AB Foods vende en el país se produce dentro de él.

Esta también es propietaria de la española Azucarera, que espera producir cerca de 300.000 toneladas de remolacha azucarera en la campaña que ya ha dado comienzo. Unas 170.000 serán producidas a través de refino en Guadalete. La productora de azúcar presentó en diciembre su nueva propuesta de precios a pagar a sus proveedores, plantea el pago de un precio fijo de 26 euros por tonelada de remolacha, casi un 19% menos que el modelo aprobado en 2015, algo que su consejero delegado, Juan Luis Rivero, justificó los cambios “por las excepcionales circunstancias” del sector. Este modelo entrará en vigor a finales de este año. El Acuerdo Marco Interprofesional Remolachero firmado en 2015 garantizaba en torno a 32 euros el ingreso por tonelada al productor y tenía una vigencia hasta 2020.

Normas