España, un país privilegiado a los ojos de los inversores extranjeros

Recibió un 21% más de capital en el primer semestre de 2018

España, un país privilegiado a los ojos de los inversores extranjeros

La economía española cuenta con cuatro ejercicios consecutivos de crecimiento (2014-2017), los tres últimos con tasas superiores al 3% y mayores que la media de la UE (3,1% frente al 2,6% en 2017). La apertura del país hacia el exterior, su liderazgo en infraestructuras o su puesto número nueve en la posición de los 50 países con mayor facilidad de acceso a la inversión extranjera son cuatro de las cien razones por las que España resulta un país atractivo para la inversión extranjera, según Multinacionales por Marca España. “Además, el país aúna tecnología y talento para producir bienes y servicios de calidad orientados a la demanda internacional”, confía su presidente, José María Palomares.

La inversión directa extranjera creció un 1% en 2017, hasta alcanzar los 36.000 millones de euros, según el Registro de Inversiones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, durante el año anterior. Esta tendencia se mantuvo en 2018. Durante los primeros seis meses del pasado ejercicio España recibió 18.052 millones, es decir, un 21% más que en el mismo periodo de 2017. Esta cifra es la más alta de los últimos 10 años, lo que ha contribuido a que España sea, según Unctad (Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), el octavo mayor receptor de inversión extranjera en el mundo en el primer semestre de 2018.

“Los extranjeros son protagonistas en algo más del 80% de las transacciones que se realizan en la Bolsa española”, afirma Domingo García-Coto, director del servicio de estudios de BME. “En la primera mitad de 2018, el importe de los ingresos procedentes del exterior de las empresas del Ibex 35 fue del 67,6%, cuando hace 20 años era escasamente del 24% y del 50% hace 10”, asegura García-Coto.

Gran parte de la responsabilidad de este proceso de internacionalización, según el director del servicio de estudios de BME, reside en la pertenencia de España a la UE y, más concretamente, a la eurozona. De acuerdo con el informe de la Comisión Europea Financial Integration in Europe, correspondiente a mayo de 2018, actualmente la tenencia cruzada de acciones entre propietarios radicados en países miembros de la zona euro equivalen al 28% del total de las emitidas en cada país, justo el doble que hace 10 años. Este porcentaje es también válido para los instrumentos de deuda que, sin embargo, era del 34% en 2008.

Los fondos internacionales son responsables del 80% de las transacciones que se realizan en la Bolsa española

“Este grado de penetración del capital extranjero hace posible desde el mantenimiento de los negocios de muchas compañías hasta operaciones de financiación e inversión que sin la participación de agentes extranjeros no habrían podido producirse”, celebra García-Coto.

Capital riesgo

"El volumen de operaciones corporativas será muy elevado en 2019, aunque quizá no se alcancen las cifras históricas de 2018", asegura Juan López de Alcázar,

El capital riesgo registró cifras récords en 2018, recoge Ascri. Siete operaciones de gran tamaño fueron cerradas durante el ejercicio, suponiendo el 50% de la inversión total, gracias a la intensa actividad por parte de los fondos internacionales y a la desarrollada en el segmento del middle market, contabiliza la consultora KPMG. En cuanto a los sectores más activos en 2018, el industrial protagonizó el mayor volumen de inversión, con 23.313 millones de euros y 159 operaciones, seguido del inmobiliario (15.623 millones) y la energía (13.718 millones).

Respecto a 2019, Juan López del Alcázar, socio responsable de transacciones de EY, considera que las perspectivas seguirán siendo muy positivas, sobre todo en energía e inmobiliario, y por el peso del sector en la economía española, en el sector alimentación. “Sigue existiendo mucho apetito inversor por empresas españolas, tanto por parte de compañías industriales como de private equities”, asegura López del Alcázar. 

Un alto interés que, en su opinión, viene apoyado por un mayor crecimiento de la economía española respecto a la de países del entorno, la competitividad de sus empresas y la inestabilidad de los países emergentes.

Aun así, “dados los récords alcanzados en 2018, unidos a la probable ligera desaceleración de la economía, nuestro pronóstico es que el volumen de operaciones corporativas (tanto en número como en tamaño) va a continuar siendo muy elevado, aunque quizás no se alcancen las cifras históricas de 2018”, reconoce López de Alcázar.

Hitos del año

Sectores. El inmobiliario es el que acapara todas las miradas debido, en parte, a la creación de socimis. El 91% de Hispania, el 46% de Lar o el 37% de Colonial está en manos extranjeras.

Inversores. Blackstone, Cerberus, CVC, Capital Group o Norges fueron protagonistas constantes en las operaciones empresariales de 2018.
Autonomías. Madrid lideró la inversión extranjera en el tercer trimestre de 2018, tras atraer 5.836,2 millones, el 82% de los 7.115 millones llegados a España. Le sigue Cataluña con un 11,9%, según el Ministerio de Economía y Empresa.

Normas