Entretenimiento

Netflix aprueba la mayor subida de precios de su historia en EE UU

Las tarifas suben entre un 13% y un 18%. La compañía busca elevar sus ingresos y rentabilidad

Logo de Netflix en su oficina en Hollywood.
Logo de Netflix en su oficina en Hollywood.

Netflix ha anunciado una subida de sus tarifas mensuales, de momento para sus suscriptores de EE UU y de varios países latinoamericanos. Aunque en el mercado no se descarta que la compañía pueda aplicar esta misma política en el resto de países donde opera, un portavoz de la compañía en España ha asegurado a Europa Press que "las subidas de precios son específicas para cada país y el incremento en EE UU no influye ni indica un cambio de las tarifas en España".

El incremento del precio aplicado en EE UU oscila entre un 13% y un 18%, según el plan contratado por el cliente. Se trata de la primera subida que hace la compañía desde 2017 y la cuarta que aplica en ese país. Igualmente es la mayor desde que se fundó la compañía hace 12 años. 

Una vez aplicado el cambio, el plan más popular en EE UU, que permite la transmisión de contenidos en dos dispositivos simultáneamente, pasará de costar 10,99 dólares a 12,99 dólares al mes. Mientras, la tarifa básica pasará de 8 a 9 dólares, mientras el plan 4K Premium pasará de 13,99 dólares a 15,99 dólares. 

La plataforma líder en películas y series en streaming ha justificado la decisión en el incremento de costes de producción, dado que la compañía gasta cada vez más en contenidos originales. También en su propia expansión internacional. "Cambiamos los precios cada cierto tiempo a medida que continuamos invirtiendo en crear una gran oferta de entretenimiento y mejorando la experiencia de Netflix en beneficio de todos sus miembros", indicó la empresa en un comunicado.

El analista de Pivotal Research Group, Jeff Wlodarczak, destacó a Reuters el "poder de fijación de precio" que tiene Netflix en este mercado, y añadió que la plataforma estadounidense sigue siendo una alternativa de entretenimiento "muy barata" pese a la subida, más agresiva de lo esperado por los inversores.

Los nuevos precios entrarán en vigor de forma inmediata para nuevos suscriptores, mientras los actuales abonados de la compañía recibirán una notificación vía email y a través de la app en los 30 días anteriores a la revisión al alza de su tarifa. "El momento dependerá del ciclo de facturación específico de cada miembro y se extenderá a lo largo de los próximos meses", indicó un portavoz de Netflix, quien insistió en que "esto es solo válido para EE UU y algunos países latinoamericanos que facturan en dólares", añadió EP.

La compañía sumaba a final del tercer trimestre del pasado año 58,46 millones de usuarios en EE UU, de los que 56,96 millones eran suscriptores de pago. Para el conjunto del año, Netflix preveía alcanzar los 60,25 millones de usuarios en EE UU, con 58,46 millones de abonados.

Aunque el movimiento de la compañía seguramente no haya caído bien entre sus clientes (y no se descartan algunas cancelaciones de servicio), el mercado ha aplaudido la medida adoptada por Netflix, que busca mejorar su rentabilidad. Los títulos de la plataforma subieron este martes un 6,52% hasta los 354,6 dólares. Sus acciones se han revalorizado un 33% en lo que va de año, aunque aún está lejos de su máximo (423,21 dólares) alcanzado en junio pasado. 

El gigante de los contenidos, que se enfrenta cada vez a más competidores (además de Amazon Prime Video, Hulu y HBO, esperan para este año los servicios en streaming de a AT&T y Walt Disney), ha elevado de manera importante su deuda a largo plazo para continuar reforzando su oferta y mantener su expansión internacional. En concreto, su deuda se duplicó desde 3.360 millones de dólares en 2016 a 6.500 millones en 2017, según recuerda Reuters. El analista de Moody's Neil Begley cree que el aumento de precios de Netflix permitirá a la compañía dejar de quemar efectivo en 2022 o 2023, asumiendo que puede alcanzar los 200 millones de suscriptores mundiales en los próximos tres meses,  informa AP.

El gigante del entretenimiento, que anunciará este jueves sus resultados del cuarto trimestre, busca también otras vías para impulsar su negocio. Por ejemplo, está probando un pago al servicio semanal en vez de mensual, lo que podría dar más flexibilidad a los clientes. Una opción que, de momento, solo está disponible en pruebas y en Austria. En ese país, los usuarios tienen la opción de contratar Netflix durante siete días por 2,49 euros (en la modalidad de una sola pantalla), 2,99 euros para dos pantallas y 3,99 euros para cuatro pantallas. Netflix facturó 11.693 millones de dólares en 2017, un 32% más frente a 2016, y ganó 559 millones de dólares.

Normas