Euskaltel prevé facturar 800 millones en 2022 con un ebitda de 400 millones

Plan de transformación para ahorrar hasta 45 millones al año

Alberto García Erauzkin y Francisco Arteche, presidente y consejero delegado de Euskaltel, respectivamente.
Alberto García Erauzkin y Francisco Arteche, presidente y consejero delegado de Euskaltel, respectivamente.

Euskaltel vuelve a reaccionar con mensajes corporativos a los proyectos de Zegona para hacerse con el control de la operadora vasca de telecomunicaciones. Si en la anterior ocasión anunció su plan de entrada en cinco comunidades autónomas para ganar 90.000 clientes, ahora toca el turno de adelantar previsiones de negocio.

El grupo de Derio (Bizkaia) estima una facturación de 800 millones para 2022, un 28,6 % por encima de las ventas de 2017. El ebitda (beneficio bruto de explotación) alcanzará los 400 millones dentro de cuatro años, un 30,3 % más sobre el citado ejercicio de referencia.

Francisco Arteche, consejero delegado de Euskaltel, ha intervenido este martes en Madrid en un encuentro ante inversores. En este foro ha avanzado que el flujo de caja será del 30 % de las ventas a partir de 2020, porque la compañía estima, "gracias a su capacidad de gestión, un aumento muy notable de los ingresos" en los nuevos mercados de Cataluña, Navarra, Cantabria, León, La Rioja.

Durante este plan a 2022, la operadora prevé "la posibilidad" de un "dividendo creciente a doble dígito", todo una llamada a la lealtad de los actuales accionistas, para que hagan oídos sordos a los intentos de Zegona por controlar el capital y la gestión.

En relación con el endeudamiento requerido para financiar esa estrategia de crecimiento, el ratio de apalancamiento se situará en 3,5 veces la deuda financiera neta en relación con el ebitda. El objetivo es no superar nunca la proporción de 4,5 veces.

La estrategia incluye un apartado de optimización y eficiencia de los procesos que busca un ahorro de hasta 45 millones al año, "una vez que todas las medidas lanzadas estén en funcionando a pleno rendimiento".

Euskaltel ha puesto en marcha una nueva dirección de operaciones y transformación que estará liderada por Charo Lacal, que trabajará para aunar las estructuras de Euskaltel y de sus filiales R y Telecable. Una responsabilidad que estará muy ligada a la consecución de ese ahorro anual de 45 millones. El grupo tiene 700 trabajadores y genera 4.200 empleos indirectos.

Normas