Presupuestos 2019

Una política de gasto que intenta poner “el acento en atender a los más vulnerables”

El presupuesto total de gasto alcanza 290.132 millones de euros

El sistema de dependencia alcanza su mayor dotación histórica, con 2.231 millones de euros.

Una política de gasto que intenta poner “el acento en atender a los más vulnerables”

En cuanto a los volúmenes de gasto presupuestado, la principal partida presupuestaria es la destinada a las pensiones públicas, que en 2019 ascenderá a 153.864 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 6,2% respecto a 2018. Se trata de la mayor dotación de la serie histórica. Parte de este aumento se debe a la revalorización de las pensiones el 1,6% de forma general y a la subida del 3% para las pensiones mínimas y las no contributivas.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido hoy la mejora de la dotación para gasto social recogida en el proyecto presupuestario de 2019, y ha planteado que quienes apuestan por un "Estado mínimo (...) probablemente no estén atendiendo la vocación constitucional".

Durante la rueda de prensa de presentación del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2019 en el Congreso de los Diputados, Montero ha criticado que algunos partidos de derecha hayan tachado de "irresponsable" el gasto social recogido en las cuentas "como si fuera
una materia que se pudiera escorar" y "dejar gente en la cuneta". "Para este Gobierno es fundamental defender que el colchón de seguridad del Estado del bienestar forma parte de nuestro pacto constitucional", ha añadido, y por eso las cuentas públicas lo tienen que reflejar

El Presupuesto también incorpora la elevación en cuatro puntos del tipo aplicable a la pensión de viudedad, cuyo porcentaje se sitúa en un 60% con este incremento. Según el ejecutivo, "esta medida, destinada a mayores de 65 años, beneficiará a casi 500.000 personas, que verán subir su pensión un 7%".

Otro de los grandes epígrafes del desembolso público tiene que ver con las las personas vulnerables. De este modo hay un aumento del 59,3% de la partida para el programa Autonomía Personal y Atención a la Dependencia. Esta línea del presupuesto registra un incremento de 831 millones de euros, lo que permite alcanzar la mayor dotación para el sistema de dependencia, con 2.231 millones de euros. Además, las cuentas recuperan las cuotas sociales de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia, con 315 millones de euros.

También engrosa el volumen de gasto estatal la decisión de eliminar el copago farmacéutico para los pensionistas cuya renta sea inferior a 11.200 euros y para las personas perceptoras de la prestación económica de la Seguridad Social por hijo o menor a cargo. Esta medida beneficiará a más de 6,8 millones de personas.

El primer Presupuesto del Gobierno Sánchez, cuenta también con un incremento de 25 millones en el programa de protección familiar y de lucha contra la pobreza infantil. Y se han dotado 30 millones de euros para complementar los recursos de los que disponen las entidades públicas de protección de menores de las comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla para atender a los menores extranjeros no acompañados acogidos por éstas.

Especialmente subrayable es que los presupuestos recogen el compromiso financiero derivado del Pacto de Estado sobre la violencia de género con 220 millones de euros

Además se incluyen 1.620 millones para el sistema general de becas y ayudas al estudio, lo que supone un 10,2% más que en el año anterior, medida que corre en paralelo a la decisiòn de rebajar la las tasas universitarias, que podrán volver a niveles anteriores a los incrementos producidos en 2012.  Igualmente se destinan 670 millones en 2019 para el Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021 que asciende a un total de 2.000 millones en ese periodo.

La política de vivienda, que se incrementa en un 41%, tendrá a los jóvenes como uno de sus colectivos prioritarios. Se dotan 137 millones de euros el Plan 20.000 viviendas, que tiene por objeto el incremento del parque de viviendas en alquiler a precios asequibles o sociales.

Por otra parte, se dotan 100 millones de euros para financiar la cobertura de libros de texto y material didáctico, duplicándose su cuantía respecto del ejercicio anterior, para favorecer los principios de equidad e igualdad y compensar las situaciones socioeconómicas más desfavorables.

De acuerdo con la documentación entregada hoy por el Gobierno al Congreso de los Diputados, el  presupuesto consolidado de gastos asciende a 472.660 millones de euros. Las dotaciones para operaciones no financieras se elevan a 345.358 millones de euros, que representan el 73,1% del presupuesto consolidado de gastos, aumentando un 5,3% en comparación con el
ejercicio anterior. 

El capítulo de los presupuestos consolidados para 2019 con mayor dotación es el de transferencias corrientes, con un importe de 261.961 millones de euros que representa el 55,4 % de los gastos consolidados. Si a esa cifra se añaden las transferencias de capital, se obtiene que el 57,5 % del
presupuesto consolidado está constituido por transferencias a otros agentes, públicos y privados, de la economía. El 71,7 % de las transferencias se destinan a familias e instituciones sin fines de lucro, siendo su componente más importante las pensiones. Las transferencias a las Administraciones
Territoriales representan el 17,1 por ciento sobre el total.

Según el texto elaborado por el ministerio de Hacienda, "el resto de capítulos de gastos no financieros presentan unas cifras significativamente menores destacando por su cuantía, los gastos financieros y los gastos de personal, con 31.449 y 23.372 millones de euros respectivamente". Así atendiendo al volumen de recursos asignados a cada uno de los subsectores que integran los PGE consolidados, corresponde al Estado el 45,5% del gasto de capítulos 1 a 8, un 10,4%  a los organismos autónomos, un 42,1% a la Seguridad Social y el restante 2% al resto de entidades del sector público administrativo con presupuesto limitativo.

Normas