Infraestructuras

Fomento licitará este año un plan con 1.000 millones de inversión privada en carreteras

La Administración asumirá el riesgo expropiatorio y ofrecerá concesiones a diez años

Fomento licitará este año un plan con 1.000 millones de inversión privada en carreteras pulsa en la foto

El Ministerio de Fomento ultima un plan de carreteras con obras por 1.000 millones de euros para el que tratará de captar inversión privada. El programa, anunciado esta tarde por el ministro José Luis Ábalos, ofrecerá concesiones por un plazo de diez años. El rol de los inversores será sufragar las obras necesarias, mientras el Estado asume el coste y riesgo de las expropiaciones del suelo.

Ábalos ha resaltado la próxima puesta en marcha de este plan en sustitución del PIC que diseñó el anterior Gobierno y que contaba con un presupuesto de 5.000 millones. Algunos de los proyectos de ese programa de inversión extrapresupuestaria se están lanzando ya por la vía de la licitación ordinaria, con cargo a las cuentas públicas.

Desde Fomento se asegura que el coste financiero será muy inferior al del PIC, tendrá menos incertidumbre, al contar con menor plazo de concesional, y será capaz de atraer la colaboración privada. El rendimiento de los proyectos será el previsto por la Ley de Desindexación.

Unos presupuestos "muy sociales"

El adelanto de esta iniciativa, ampliamente demandada por el sector constructor, se ha producido esta tarde durante la presentación de unos Presupuestos que, en el caso de Fomento, crecen un 26,6% en la inversión real, lo que supone 2.097 millones extra respecto a las cuentas de 2018 y alcanzar los 9.973 millones.

Se trata de la mayor inversión presupuestada desde 2013 y la garantía de su ejecución, según se ha explicado en la presentación, es el acelerón en la licitación de obra pública en la segunda mitad del año pasado, con 6.400 millones en nuevos proyectos y un alza del 50% respecto al periodo comparable de 2017.

"Estos son unos Presupuestos que atienden a la mayoría de la sociedad y que apoyan el desarrollo económico", ha resaltado el ministro. Durante el turno de preguntas Ábalos ha declarado que el Gobierno "está abierto al debate" para sacar adelante las cuentas públicas, "incluso con el PP y Ciudadanos, pese a que han descalificado las cuentas sin conocerlas".

Con una inversión total que roza los 10.000 millones, el titular del ministerio de la obra pública ha hablado de recuperación generalizada de la inversión, con un 0,79% respecto al PIB, pero también ha apuntado la búsqueda de una reorientación de las inversiones: "La mayor inversión pública en infraestructuras alargará el ciclo económico y creará 285.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos", ha señalado Ábalos.

Ganan peso las de Cercanías y líneas convencionales de ferrocarril, al tiempo que en materia de carreteras se impulsa el mantenimiento y conservación, hasta rozar los 1.000 millones.

En clave política, el ministro se ha referido al incremento generalizado en la dotación para la inversión en prácticamente todas las comunidades autónomas, si bien ha destacado los casos de Cataluña, Andalucía o Extremadura.

De los 9.973 millones de inversión presupuestada por Fomento y su grupo de empresas, 5.885 millones corresponden al ferrocarril, con un incremento del 42,3% respecto a los 4.135 millones de los presupuestos de 2018. Las carreteras se llevan un 14% de mejora, hasta los 2.328 millones. Y los puertos suben un 12%, hasta los 1.005 millones. Cae un 8% la inversión en infraestructura aeroportuaria y navegación aérea, sumando 693 millones.

La política de vivienda, por su parte, recibe un 43% más en transferencia de capital que en 2018, hasta los 649 millones de euros. El objetivo en este campo pasa por fomentar la oferta de alquiler de vivienda social, incentivar la rehabilitación y apoyar a las familias más vulnerables.

Normas