Las previsiones de resultados empresariales marcan la campaña

Los analistas esperan estimaciones entre las cotizadas de EE UU

Operadores de bolsa trabajan en la sede de la Bolsa de Valores de Nueva York.
Operadores de bolsa trabajan en la sede de la Bolsa de Valores de Nueva York.

No ha comenzado la temporada de resultados, pero los inversores calientan motores después de las rebajas de las previsiones acometidas por Apple y Samsung. Según datos de Macroyield, el alto índice de profit warnings proporcionados por las compañías de EE UU de cara a la campaña de resultados hace pensar que el índice de sorpresas positivas sea bajo. Patricia García Sánchez, analista de la firma, lo cifra en el 0,5%. Estas cifras se situarían lejos del 78% de sorpresas positivas registradas por las compañías del S&P 500 en términos de beneficio por acción en el tercer trimestre o del 51,8% logrado por las firmas del Euro Stoxx.

En los nueve primeros meses de 2018 las empresas estadounidenses experimentaron una aceleración en el crecimiento de los beneficios, periodo durante el cual las ganancias aumentaron un 25% en tasa interanual. De cara al cuarto trimestre se espera que las alzas se mantengan aunque mucho más moderadas (15%), pues empiezan a diluirse los efectos de la reforma fiscal.

De cara al cuarto trimestre se espera que las alzas se mantengan aunque mucho más moderadas (15%), pues empiezan a diluirse los efectos de la reforma fiscal

“La temporada de resultados anuales y del cuarto trimestre debería ser bastante tranquila. De acuerdo a lo que prevé el mercado, no parece que nada haya cambiado sustancialmente en los tres últimos meses”, afirma Matthew Benkenfort, gestor de Vontobel.Todas las miradas estarán puestas en las previsiones que anuncien para 2019.

El consenso de los analistas cree que las rebajas de las estimaciones estarán a la orden del día. Diego Fernández, de A&G Banca Privada, afirma que desde la anterior campaña de resultados el escenario ha seguido deteriorándose. “Las compañías se enfrentan a un entorno de crecimiento menor sin que se hayan solucionado los riesgos geopolíticos. El aviso de Apple fue significativo y la fuerte caída del precio del petróleo tendrá un impacto negativo en las petroleras”, remarca.

Los grandes indicadores

  • Tecnológico. La rebaja de las previsiones anunciadas por Apple y Samsung sitúan a este sector en el foco de las miradas. Si las cifras que se publiquen no son tan malas como lo descontado en los últimos meses, los inversores podrían aprovechar para tomar posiciones en estos valores, más aún después de las correcciones sufridas en la recta final de 2018.
  • Consumo. El consumo continúa fuerte, y esto ha tenido su reflejo en la campaña de Navidad. Toca ver ahora si ha sido suficiente para impulsar las ventas. De ser así las firmas de consumo con exposición doméstica a EE UU serían las beneficiadas.

Eléctricas y farmacéuticas. Como protección, los expertos escogen a sectores como el farmacéutico y el relacionado con la salud así como las eléctricas, compañías de ingresos regulares, que ya en 2018 demostraron que pueden ser un buen escudo en momentos de volatilidad.

Normas