Cómo integrar un GPS invisible en tu bicicleta para tenerla siempre localizada

Cómo integrar un GPS invisible en tu bicicleta para tenerla siempre localizada

Una solución sencilla para proteger nuestras valiosas bicicletas

Lamentablemente las bicicletas son uno de los objetivos preferidos por los ladrones en cualquier lugar del mundo. Y más si como cada vez es más habitual, esta es eléctrica. Pues bien, más allá de la tradicional cadena atada a un árbol o cualquier objeto del mobiliario urbano, tenemos la posibilidad de instalarle un GPS de manera sencilla, con el que siempre tendremos la posibilidad de saber dónde se encuentra exactamente la bicicleta. Este GPS se integra dentro de un pequeño cilindro llamado Sherlock.

Se integra en el puño de tu bicicleta

Este cilindro es lo bastante delgado para adaptarse a la mayoría de tubos de manillar de cualquier bicicleta. Además su material flexible permite que se doble, si la bici tiene un mango de carretera.

Con este cilindro insertado en la bicicleta, queda completamente oculto de cara al potencial ladrón, por lo que podremos mantenerla siempre localizada. Este cilindro además viene con dos años de conexión a Internet gratis, por lo que siempre podemos saber dónde se encuentra nuestra bici, aunque estemos a kilómetros de ella. Su precio es de 149 euros. Sin duda un gadget por el que vale la pena pagar si hemos hecho un desembolso importante por nuestra bici, que hoy en día puede suponer hasta diez veces más del precio de este GPS perfectamente.

Normas