La disrupción puede ser una gran oportunidad de negocio

La empresa que quiera innovar ha de buscar eficiencias

en su cadena de suministro y automatizar procesos

La disrupción puede ser una gran oportunidad de negocio
GETTY IMAGES

Hace unos meses el número de usuarios de Internet superaba los 4.000 millones de personas en el planeta, lo que suponía en aquel momento un 53% de la población mundial. Según recogía el informe publicado en febrero ‘Digital en 2018’ de la plataforma de administración de redes sociales Hootsuite, estas cifras habían aumentado un 7% en los últimos 12 meses. Nos encaminamos a un mundo hiperconectado donde no sólo las personas, sino también los medios de transporte, la vivienda, las cosas… todo va a estar conectado.

La disrupción tecnológica ha llegado para quedarse, como podemos observar en los cambios producidos en los modelos de negocio de los tres principales segmentos del sector financiero: banca, gestión de activos y seguros.

En los próximos 2 años se podría garantizar el acceso a servicios financieros electrónicos a más de 2.000 millones de adultos que actualmente están excluidos del sistema financiero, de acuerdo con el informe Universal Financial Access 2020 del Banco Mundial. Y esto gracias al auge de las estrategias de inclusión financiera basadas en la combinación del avance en tecnologías de la información y los servicios proporcionados por bancos e instituciones financieras y emprendedoras en finanzas tecnológicas (Fintech).

La inversión global en Fintech en el 2018 se focaliza en soluciones cada vez más innovadoras en los subsectores de pagos y de Regtech, o de tecnología regulatoria. Las tecnologías de la información mejoran los procesos regulatorios, dando énfasis en la monitorización y mejorando la transparencia.

Ya estamos viendo un desarrollo de las tecnologías de registro contable distribuido y blockchain que va más allá de la fase experimental. Esta tecnología ya se usa en la transformación de las transacciones transfronterizas, en la implementación de la identidad digital, y en la vinculación de activos, que van desde capital y deuda, hasta inmuebles y obras de arte, a tokens.
Este entorno de innovación y cambio de alta velocidad está influyendo en las empresas, los trabajadores y los consejos de administración. En el último informe Consejos de Administración de las Empresas Cotizadas de PWC de 2017 se relacionaba el 60% de la renovación de los consejeros con el hecho de no estar alineado con la velocidad de cambio en la sociedad y el mercado. También los temas de gestión del talento emergen como protagonistas, así como la importancia de la diversidad como herramienta de creación de valor entendida en todas sus dimensiones.

Sin dejar de lado la estrategia tradicional, las empresas han puesto el foco en la estrategia digital a través de los sistemas de omnicanalidad, con el objetivo de alcanzar al cliente a través de diferentes canales y que éste tenga una experiencia satisfactoria en cualquier momento; o la estrategia ecosistema, busca el crecimiento de mercado en el que se compite añadiendo mercados adyacentes o entrando en nuevos mercados. Este modelo de coo-petencia se puede observar en recientes acuerdos de Apple con algunos bancos para digitalizar totalmente los pagos en comercios mediante el uso de sus teléfonos o relojes inteligentes.

Una cuestión de vital importancia para las empresas hoy en día radica en cómo estudiar su negocio y definir el moonshot de su organización, identificar parámetros disruptivos a corto, medio y largo plazo. Los consejos exponenciales deben de tratar con frecuencia estos temas estratégicos y hacerse muchas preguntas, estar preparados para poder dar la visión de dónde están los moonshots de su industria.

Es fundamental observar los negocios adyacentes, buscar relaciones con diversos tipos de empresas aunque sean ajenas al negocio, incluso con la competencia. El conocimiento y una arquitectura digital pragmática, resiliente y sostenible son los retos a resolver a través de los cuales se pueden crear las alianzas y los ecosistema que permita que las empresas puedan capitalizar juntas tendencias al alza entre los consumidores.
Toda empresa que desee innovar debe buscar e identificar eficiencias en su cadena de suministro.

Cruzando tecnologías innovadoras y las eficiencias que pueden proveer en mi negocio se pueden automatizar ciertos procesos, y generar así confianza en el consumidor.
El punto de fricción más relevante en toda relación con el cliente es la insatisfacción del mismo, pero también puede convertirse en una gran oportunidad a la hora de innovar. Es fundamental mantener un diálogo constante para poder ser capaces de adelantarnos a lo que los clientes esperan de nuestros productos.

Vamos a vivir en un mundo hiperconectado creando una red de miles de millones de personas y cerebros pensando a la vez. Gracias a las tecnologías emergentes podremos aplicar todo este conocimiento de forma cada vez más exponencial, formando una tela de araña de interacciones que haga de este mundo un lugar de abundancia de conocimientos. Y con ello un mundo más justo. Debemos hacerlo, ya que en este contexto de cambio más que nunca, emergen los valores inherentes a la persona, la confianza, la autenticidad, la creatividad y la democratización del acceso al conocimiento. Todos tenemos que estar ahí.

Teresa Alarcos es Fundadora W Startup Community, Consejera Independiente, Embajadora de Singularity University.

Montserrat Guardia Güell es Directora de Retos Digitales y Tecnologías Emergentes de Banco Sabadell, Vicepresidenta del Consorcio Alastria, Presidenta de la Quantum Blockchain Alliance.

 

Normas