Política

Sánchez presenta este viernes los presupuestos, que pretende negociar con todos los grupos

El presidente confía en llegar a un acuerdo de pensiones en la primera mitad del año y aspira a "articular mayorías" para derogar parte de la reforma laboral

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la entrevista con la Agencia Efe en el Palacio de La Moncloa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la entrevista con la Agencia Efe en el Palacio de La Moncloa EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirma, en una entrevista con Efe, que el Consejo de Ministros aprobará este viernes el proyecto de ley de presupuestos generales del Estado de este año para que se inicie su tramitación parlamentaria, aun sin tener garantizados los apoyos necesarios. "Unos presupuestos para que España avance, continúe avanzando en política social, en crecimiento económico y en la creación de empleo y en la dignidad laboral", ha explicado el presidente. Sánchez ha vuelto a rechazar la convocatoria de elecciones y afirma que espera negociar con todos los grupos parlamentarios, incluidos Ciudadanos y PP.

Preguntado por si las cuentas públicas incluirán nuevos impuestos, ha apuntado cambios en la fiscalidad societaria:  "No queremos que la clase media y trabajadora pague más impuestos, pero sí creemos que es importante abrir un debate, que es la de la fiscalidad progresiva. ¿Es progresivo, es justo desde el punto de vista fiscal que haya grandes corporaciones en nuestro país que paguen menos impuestos que las pequeñas o medianas empresas? A juicio del Gobierno, no", ha señalado. Las medidas en este sentido, ha dicho Sánchez, se convalidarán en el Congreso en paralelo a la tramitación de los presupuestos.

Sánchez ha insistido en su apuesta por el diálogo en Cataluña, si bien ha urgido a las fuerzas independentistas a renunciar a la unilateralidad: "Tienen que ser conscientes de que cualquier quiebra de la Constitución o quiebra de la legalidad estatutaria en Cataluña y en el conjunto del país no solamente les sitúa fuera de la Constitución española y de España, les sitúa también fuera de lo que representan los tratados fundacionales de la Unión Europea".

Sobre la negociación del posible apoyo independentista a las cuentas, Sánchez ha afirmado que "en la negociación de los presupuestos nosotros vamos a hacer una propuesta para el conjunto del país", pero ha insistido en separar la negociación presupuestaria del problema catalán, "porque la cadencia temporal es completamente distinta".

En el terreno económico, Sánchez tiene "bastantes esperanzas" en el diálogo abierto por los agentes sociales sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones, y cree posible que se alcance un acuerdo este primer semestre del año. Tambien augura que este año puede ser el primero, "tras una década perdida de crisis económica", en el que el paro se reduzca por debajo de los tres millones de personas.

Sobre la propuesta de Podemos de regular el precio del alquiler, Sánchez se ha mostrado abierto a tramitar un proyecto de ley. "Pero le recuerdo una cosa a Unidos Podemos, y es que la izquierda no es mayoritaria en el Congreso de los Diputados y que tenemos que hablar con otras fuerzas parlamentarias conservadoras". Del mismo modo recuerda que hay otros compromisos como el de derogar la reforma laboral que necesitan del voto favorable de más partidos que Podemos. Sí admite que se pueden "articular mayorías" para modificar, al menos, los aspectos "más lesivos" de la legislación laboral actual, entre los que cita la cuestión de la subcontratación o el registro de horarios.

Sobre la posiblidad de un Brexit sin acuerdo, Sánchez ha afirmado que "presentaremos los planes de contingencia a la opinión pública antes del 14 de enero. Y en función de cuál sea la decisión, el Gobierno aprobará en el Consejo de Ministros y llevará al Congreso de los Diputados un real decreto ley para pertrecharnos de los instrumentos necesarios para responder a un Brexit duro".

Normas