Las negociaciones en EE UU entre demócratas y republicanos no logran poner fin al cierre del Gobierno

Trump sigue adelante con la exigencia de 5.000 millones para construir el muro con México

El presidente de EE UU, Donald Trump, junto al gobernador de Louisiana, el republicano Steve Scalise of Louisiana y el vicepresidente Mike Pence.
El presidente de EE UU, Donald Trump, junto al gobernador de Louisiana, el republicano Steve Scalise of Louisiana y el vicepresidente Mike Pence.

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que la reunión que sostuvo su vicepresidente, Mike Pence, con los líderes demócratas en busca de un acuerdo que permita reabrir la Administración terminó sin muchos avances. Trump se refirió en Twitter al encuentro entre Pence y su equipo con la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, y el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

"No se avanzó mucho hoy", indicó el gobernante, que se mantiene inquebrantable en su exigencia de recursos para el muro entre su país y México. Además, anunció que una segunda cita ha quedado fijada para mañana, domingo, sin que suministrara mayores detalles.

"Después de muchas décadas, debemos arreglar de manera definitiva y para siempre los problemas en la frontera sur", agregó el jefe de Estado.

Trump se mantuvo este sábado muy activo en Twitter, con mensajes alusivos al cierre parcial de la Administración, que se inició el pasado 22 de diciembre.

El presidente señaló en uno de sus mensajes que los demócratas pueden solucionar la parálisis parcial "en muy poco tiempo", e insistió en que "todo lo que tienen que hacer es aprobar una seguridad fronteriza real", incluido el muro.

"Quiero detener el cierre tan pronto estemos de acuerdo en una fuerte seguridad fronteriza", sentenció en la misma red social.

La Administración está parcialmente cerrada desde el pasado 22 de diciembre, debido a que la negociación entre republicanos y demócratas en el Congreso se mantiene estancada por la financiación de la valla con México.

Trump reclama que el proyecto de presupuestos incluya una partida de más de 5.000 millones de dólares para financiar esa separación, lo que han rechazado los demócratas. El presidente estadounidense llegó a afirmar el viernes que estaba dispuestos a mantener el cierre del Gobierno durante meses y exige a los demócratas que financien el muro en la frontera con México. De hecho ha llegado a amenazar con declarar una emergencia nacional para ordenar su construcción sin necesidad de que los fondos sean aprobados por el Congreso.

La cámara baja, ahora liderada por la demócrata Nancy Pelosi, aprobó el jueves proyectos de financiación para poner fin al cierre parcial de la Administración que no incluyen recursos para el muro fronterizo y deberán pasar a manos del Senado, de mayoría republicana.

El cierre parcial afecta a agencias de diez departamentos del Ejecutivo y a unos 800.000 de los 2,1 millones de trabajadores federales que no están cobrando su salario.

Normas
Entra en El País para participar