Lime avisa de que obligar a ofrecer patinetes por distritos pone en peligro el negocio

La compañía líder del sector alega que el centro solo absorberá el 25% de las flotas de todos los operadores

Usuario de un patinete de la compañía Lime.
Usuario de un patinete de la compañía Lime. Efe

Después de que las calles de Madrid se vaciasen de patinetes eléctricos el pasado 11 de diciembre por orden del Ayuntamiento, las principales empresas del sector han adecuado sus aplicaciones móviles para delimitar a los usuarios las zonas por las que pueden circular y por las que queda prohibido, que era el mayor requisito impuesto por el consistorio.

Sin embargo, en su vuelta a las calles de la capital, compañías como Lime, Voi o Wind se encontrarán con un reparto máximo de vehículos por distritos que, según explica a CincoDías el director general de Lime, Álvaro Salvat, podrían poner en peligro la viabilidad del negocio.

“El Ayuntamiento ha hecho una distribución de 10.000 patinetes en toda la ciudad repartidos entre todos los operadores de forma que el 25% de las flotas estará en la almendra central y el 75% restante entre la M30 y la M40. Obviamente esto va a afectar al negocio y será algo difícil llegar a números verdes”, afirmó Salvat.

Y es que la estrategia de la compañía de origen californiano, que registró 550.000 viajes desde su implantación en Madrid, se basaba en concentrar la mayor parte de los vehículos en el centro y extender el servicio hacia los distritos periféricos.

“La forma lógica de trabajar es empezar primero por el centro y poco a poco expandirse. Ahora la distribución es al revés. El Ayuntamiento ha trabajado muy bien la regulación y lo ha hecho en tiempo récord. Pero es un modelo único y hay que ver cómo evoluciona y qué capacidad financiera tendrán las empresas para soportarlo”, añadió Salvat.

Además del diseño de las zonas operativas por las que pueden circular los usuarios, las empresas han contratado seguros de responsabilidad civil que cubren como mínimo el importe de 1 millón de euros, que es el requisito del Ayuntamiento en su ordenanza de movilidad para cubrir posibles daños por muerte, invalidez, daños personales, daños materiales privados y sobre el patrimonio público ante un posible siniestro.

“Esperamos ofrecer el servicio como muy tarde el 15 de enero”, concluye el director general de Lime".

Fuentes de Ayuntamiento aseguran que 23 empresas interesadas en ofrecer el servicio en Madrid ya han presentado la documentación necesaria y está en proceso de ser revisada para conceder o rechazar la licencia.

El 17% de los españoles usa patinetes

Estudio de Lime. Según un estudio encargado por la propia Lime sobre una muestra de 1.350 personas a nivel nacional, el 17% de los españoles usa estos vehículos al menos una vez a la semana. Del total de encuestados el 41% de los entrevistados usan el servicio compartido de patinetes eléctricos por motivos prácticos frente al 29% que lo hace por razones económicas.

Ampliación de ciudades. En las últimas semanas Lime ha sacado el servicio en Alcobendas y Málaga, que se suman a Madrid, Valencia y Zaragoza, donde ya se ofrecía. Solo en Madrid, la compañía cuenta con 50 trabajadores y 450 'juicers', que se encargan de recoger los patinetes por la noche y recargarlos.

Normas