Banca

Banco Sabadell da por finalizado el pacto parasocial de 2006

El banco se queda oficialmente sin el núcleo duro de accionistas de la burguesía catalana

 Josep Oliú, presidente del Banco Sabadell
Josep Oliú, presidente del Banco Sabadell

Banco Sabadell se ha quedado oficialmente sin núcleo duro de accionistas. Aunque la dilución por las sucesivas ampliaciones de capital, las ventas por parte de algunos socios y la fuerte caída en Bolsa habían en la práctica disminuido muchísimo el tamaño del núcleo de accionistas agrupado en torno a su presidente, Josep Oliu, ahora, el pacto parasocial que unía las participaciones de varios socios de la burguesía catalana ha dejado oficialmente de existir.

En pleno día de Nochebuena, Banco Sabadell ha comunicado a la CNMV que, en relación con el pacto parasocial de fecha 27 de julio de 2006 que fijaba un régimen a la libre transmisibilidad de las acciones de la entidad, los firmantes del mismo “que pudieran ser titulares aún de acciones afectadas por dicho pacto”, han comunicado que han decidido “dejarlo sin efecto al haberse alcanzado los objetivos que motivaron su suscripción”, según un hecho relevante enviado a la CNMV.

En 2006, el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, y seis consejeros independientes de la entidad, entre ellos la familia Lara (accionistas de Planeta), Isak Andic (Mango), Joaquín Folch-Rusiñol (Pinturas Titán) y Héctor Colonques (Porcelanosa) suscribieron un acuerdo parasocial que limitaba la transmisión de sus acciones a terceros, tras comprarle a La Caixa el 12,5% de las acciones de la entidad. El pacto fue firmado inicialmente con una duración de 10 años, pero se renovaba tácitamente por cinco más en caso de no haber denuncia del mismo. Así ocurrió en 2016, por lo que la vigencia del pacto era teóricamente hasta 2021.

En la actualidad, las participaciones de los firmantes del pacto parasocial se han diluido. El principal accionista del banco es Blackrock, con un 5,322%, según datos de la CNMV. Fintech Europe, el brazo inversor del mexicano David Martínez Guzmán, tiene un 3,1%. El año pasado, la familia Lara (Grupo Planeta) vendió la participación de algo más de un 2% que aún le quedaba.

Las acciones del banco han caído este año un 38% en Bolsa y su capitalización bursátil ha bajado a 5.500 millones.

Normas