Cómo ayuda la ciberseguridad a vender más en Navidad

Una página web puede impulsar las ventas si se logra la confianza del consumidor

cyberseguridad pyme navidad

Disponer de una página web que ofrezca garantías de seguridad impulsa las ventas durante las fiestas. La ciberseguridad puede ayudar a un empresario a vender más. Logrará generar confianza en el consumidor, lo que se traduce en más ventas.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) aseguraque los clientes potenciales suelen comprobar primero el aspecto de la web y de los perfiles en redes sociales. Por eso, la página web deberá tener una apariencia cuidada, adaptable a dispositivos móviles y con una navegación fácil y ágil.

A su vez, los perfiles en redes sociales deberán tener cierta actividad de publicaciones e interacción con los usuarios. Esto indicará que la web está mantenida por alguien que se preocupa por ella y por el trato al cliente.

El cifrado https también es algo que da seguridad al cliente. Este dará importancia a que la web disponga de cifrado de las comunicaciones por medio de ‘https’ a través de un certificado de seguridad que la identifique siempre es un valor añadido y asociado a la seguridad.

Asimismo, las web deberán disponer de varios métodos de pago. Incluir pasarelas de pago, como PayPal, aportará valor, ya que se trata de una entidad reconocida y de confianza.

Copias de seguridad

La seguridad de la tienda online es primordial ya que son las herramientas con las que el cliente interactúa y realiza el proceso de compra. Ambos elementos deben contar con una serie de medidas de seguridad que garanticen las transacciones, protejan los datos de los clientes y reduzcan las consecuencias de una mala configuración o de un ciberataque.

También serán imprescindibles las copias de seguridad, que garantizarán la recuperación del comercio tal y como se encontraba en el momento de hacer dicha copia. Aparte de los sellos de confianza, ya que a la hora de realizar una compra segura, este tipo de elementos identifican a las tiendas online que cuenta con unas buenas prácticas establecidas y reconocidas.

Por último, se deberá incorporar un gestor de contenidos o CMS, que será el instrumento que disponible a través del cual se gestionan los contenidos con los que interactúa el cliente. También habrá que controlar los permisos de los administradores, que deberán ser los mínimos con los que poder desempeñar su trabajo.

Normas