Los fondos españoles más rentables en un año nefasto para el inversor

Solo algunos fondos sectoriales y estrategias muy específicas cerrarán el año en positivo

Fondos españoles 2018 pulsa en la foto

El ejercicio que ahora termina pasará a la historia como uno de los peores para los inversores de fondos. Han funcionado mal los productos de renta variable, los de bonos corporativos, los de renta fija mixta. Los gestores han tenido muy poco refugios en los que guarecerse de la tormenta financiera.

Entre los fondos que, de momento, salvan el año sin pérdidas están algunos sectoriales, especializados en compañías tecnológicas y en el sector de salud, junto con aquellos productos que han invertido en bonos emitidos por el Tesoro de Estados Unidos.

También ha habido algún fondo de retorno absoluto que ha cumplido su papel y ha logrado descorrelacionarse de las caídas de los mercados.

1. Monetarios: un páramo con la excepción de los productos en dólares

Los fondos españoles más rentables en un año nefasto para el inversor

La época de los tipos cero aún no ha llegado a su fin en Europa. Aunque el Banco Central Europeo (BCE) se prepara para comenzar la retirada de estímulos, lo cierto es que durante todo el ejercicio 2018 los bonos europeos han ofrecido unas rentabilidades bajísimas, cuando no negativas. Así, el tipo de interés ofrecido por el bono alemán a 10 años ha oscilado entre 0,245% y el 0,6%. Los bajos rendimientos de los bonos soberanos han permeado a otro tipo de bonos, que también ofrecen tipos bajos. El índice que mide la evolución de la renta fija soberana en Europa ha registrado una caída del 1%, reflejando el poco interés que hay por este tipo de activos.

Con estos mimbres, la inmersa mayoría de fondos de inversión españoles que invierte en bonos registra pérdidas en lo que va de ejercicio. De acuerdo con los datos de Inverco los números rojos oscilan entre el -0,5% (fondos monetarios) y los -1,6% de los fondos de renta fija europea a largo plazo. Este tipo de categorías son las que más partícipes y patrimonio acumulan.

Tan solo un puñado de fondos que invierten en bonos denominados en dólares han logrado rentabilidades en 2018, aunque si se convierte a euros esos rendimientos quedan difuminados. Los fondos de renta fija a corto plazo en dólares de CaixaBank, Santander, BBVA y Bankia han logrado retornos entre el 6% y el 10%.

De los vehículos que invierten en bonos españoles a corto plazo solo unos pocos logran estar en números verdes. Es el caso del Sabadell Bonos España, uno de los mejores de esta categoría tanto en 2018 (sube un 1,27%) como en los últimos tres ejercicios. También ha logrado mantenerse en positivo el GVC Gaesco Fondtesoro Corto Plazo, gestionado por Cristina Urbano, que renta en lo que va de año un 0,1%, después de comisiones. El fondo Liberbank Corto Plazo también consigue arañar unas décimas de rentabilidad.

2. Renta fija: el valor de buscar inversiones fuera del consenso

Los fondos españoles más rentables en un año nefasto para el inversor

Solo un puñado de fondos de renta fija a largo plazo ha conseguido escapar de la tormenta y ofrecer rendimientos positivos en 2018. Uno de ellos es el Sabadell Bonos Internacionales Premier, que logra un rendimiento superior al 2,37% gracias a su apuesta por los futuros sobre bonos estadounidenses y británicos. También mantiene en cartera deuda del operador ferroviario francés, la SNCF y del Gobierno de Dinamarca. Aunque este año ha sobresalido frente a sus competidores, su rendimiento medio anual de los tres últimos ejercicios ha sido del 0,11%.

También ha logrado buenos resultados en fondos Rural Renta Fija Internacional, que ha combinado la inversión en algunos bonos del Tesoro español y el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con bonos de Estados Unidos, Italia y Reino Unido. Sin embargo, la evolución de este vehículo ha sido mala en los últimos tres años, puesto que ha registrado una rentabilidad media anual negativa del -2,62%.

Otro fondo que ha registrado resultados positivos en lo que va de 2018 es el Amundi Fondtesoro Largo Plazo, apostando por emisiones a plazos largos del Reino de España (casi el 60% de la cartera son bonos a más de siete años). Este vehículo sí que ha logrado un rendimiento consistente en los últimos años: 1,31% de rentabilidad media anual en la última década. Y un 0,86% este año.

El Santander Renta Fija Latinoamericana también va a lograr cerrar el ejercicio en positivo, gracias a su cuidada selección de bonos emitidos por grandes compañías de Perú, Chile, Panamá o Colombia. Este fondo ha rentado un 3% de media anual en los últimos 10 años.

Acacia Renta Dinámica, con un 0,5% de revalorización, es otro producto destacado. Su buena evolución “no es un éxito puntual, ya que desde su constitución en 2011 ha terminado todos los años en verde, su consistencia está más que contrastada”, explican desde la gestora de fondos bilbaína.

3. Flexibles: de las materias primas a las posiciones cortas

Los fondos españoles más rentables en un año nefasto para el inversor

En un ejercicio en que han ido mal casi todos los activos financieros, conseguir arañar rentabilidades de más del 10% es todo un logro. Es el caso del fondo Renta 4 Multigestión Andrómeda Value, asesorado por Flavio Muñoz. Este gestor utiliza la filosofía de inversión en valor, pero se ha concentrado especialmente en compañías tecnológicas y del sector de medios (productoras, compañías de cine, de videojuegos...). En los tres últimos años ha logrado un rendimiento medio anual del 9%.

Dentro de las categorías de fondos más flexibles, aquellas que pueden invertir tanto en Bolsa como en renta fija, hay algunos casos que han conseguido buenos rendimientos tomando algunas posiciones cortas. Esto es, apostando por la caída de algunos valores. Es el caso del fondo GPM Gestión Activa Alcyon Selección Tech. Este vehículo, que sube en el año casi un 6%, también tiene una importante cartera de compañías estadounidenses.

En este ámbito también destaca la gestora Esfera. “Hemos buscado nuevos gestores que aporten ideas frescas al mundo de la inversión”, explican desde la firma. “Una de nuestras especialidades es la gestión alternativa y de retorno absoluto. Tenemos fondos como el Esfera II Gesfund Aqua, Esfera Seasonal Quant Multistrategy o Esfera Yosemite Absolute Return, que descorrelacionan con el mercado y ofrecen un buen complemento para una cartera, especialmente en años complicados como el actual”. Todos estos vehículos tienen rentabilidades positivas en el año. El Esfera Seasonal Quant basa su estrategia en invertir en futuros de materias primas.

También ha logrado un resultado a contracorriente Smart Social Sicav, la única sicav de más de 500 inversores que va a cerrar el ejercicio en positivo. En su caso, el gestor ha mantenido una estrategia de inversión en corto en derivados de índices europeos y estadounidenses, para aprovechar las correcciones del mercado. En el año sube un 15,6%.

4. Bolsa internacional: los fondos indexados sacan pecho

Los fondos españoles más rentables en un año nefasto para el inversor

De los cientos de fondos de inversión españoles que invierten en Bolsa tan solo un puñado van a cerrar el ejercicio en positivo. La caída sincronizada de la renta variable de todo el mundo ha hecho muy difícil buscar oportunidades. En este contexto de caídas generalizadas, uno de esos pocos fondos que está casi en positivo es el ING Fondo Naranja S&P 500, un producto que se dedica a replicar la evolución del índice bursátil Standard & Poor’s 500, sin aportar ningún tipo de gestión activa.

Este vehículo mantenía a 19 de diciembre una rentabilidad positiva del 1%, aunque con las últimas correcciones de la Bolsa norteamericana es muy probable que 2018 termine en negativo y con todos y cada uno de los fondos de renta variable internacional cierren con pérdidas. Otro de los productos que mantenía el tipo era el Bindex USA Índice (de BBVA), otro fondo que replica el S&P 500.

Al margen de estos vehículos de gestión pasiva, hay algunos fondos que han conseguido un resultado mejor que sus rivales. Uno de ellos es el Renta 4 Latinoamérica, que cede en el año un 0,71%, pero mantiene un retorno medio anual del 17% en los tres últimos ejercicios. Su gestor, Alejandro Varela, explica que el resultado se ha visto algo deteriorado en las últimas semanas “por algunos anuncios populistas realizados por el nuevo presidente de México, lo que nos obligó a deshacer muchas posiciones que teníamos en el país”. Su principal apuesta en la actualidad son las empresas de servicios financieros.

También hay algunos fondos de Bolsa estadounidense que han conseguido un resultado positivo, como el Renta 4 USA, que hasta el 20 de diciembre subía un 2% o el CaixaBank Bolsa Selección, que se anotaba un 1%. Aunque probablemente ambos productos cerrarán el ejercicio en negativo, obtendrán un resultado muy superior a otros fondos españoles de Bolsa internacional, que van a acabar el año registrado pérdidas superiores al 20%.

5. Bolsa nacional: ningún producto se salva de la quema

Los fondos españoles más rentables en un año nefasto para el inversor

Cada año, cuando va a terminar el ejercicio, las gestoras de fondos realizan sus previsiones sobre lo que esperan de rentabilidad para los próximos 12 meses. En el caso de la Bolsa española es casi un mantra el repetir que el Ibex 35 va a subir un 10%. Sin embargo, año tras año, la renta variable nacional defrauda las expectativas de los inversores. Esta vez no ha sido una excepción. Aunque algunos decían en 2017 que el Ibex tenía un potencial del 16%, lo cierto es que acumula este año una caída del 15%.

Dentro de esta categoría, el fondo que mejor ha funcionado ha sido el Mutuafondo España, gestionado por Mutuactivos, el brazo financiero de Mutua Madrileña. En lo que va de ejercicio, este vehículo pierde un 2,99%, una cuarta parte de la caída del selectivo. “Nos apoyamos en tres pilares principales para estudiar las compañías: la creación de valor a largo plazo, para lo que centramos la selección de activos en compañías cuya estimación de rentabilidad sobre la inversión cubra su coste de capital); la calidad, lo que implica comprobar básicamente si una compañía tiene calidad suficiente para crear valor en el futuro; y, en tercer lugar, estabilidad. Nos interesan, sobre todo, activos que sean capaz de generar caja, y que tengan sentido a largo plazo”, explica Ángel Fresnillos, director de renta variable de Mutuactivos. El fondo ha logrado un rendimiento medio anual del 2,93% en los tres últimos años.

Entre los gestores estrella, especializados en una inversión en valor (value investing), ha destacado este ejercicio el fondo de Iván Martín, Magallanes Iberian Equity, que registra este año unas caídas del 6%, con su apuesta por compañías como Técnicas Reunidas, Tubacex y Elecnor. Su rentabilidad media anual en los últimos tres ejercicios se sitúa en el 9,17%, lo que lo convierte en uno de los mejores fondos españoles de los últimos ejercicios.

6. Sectoriales: salud y tecnológicas logran tirar del carro

Los fondos españoles más rentables en un año nefasto para el inversor

Los fondo sectoriales han sido un refugio donde los inversores han podido conseguir algo de rentabilidad en 2018. Claro que, lo dificil ha sido acertar con una industria que se haya revalorizado en Bolsa cuando la mayor parte del mercado ha caído con fuerza. Una de las pocas excepciones ha sido el segmento de compañías de salud.

El fondo de inversión español que mejores rendimientos ha obtenido en lo que va de año es el DP Salud, gestionado por la firma Degroof Peterman. Este producto ha logrado una estratosférica rentabilidad del 8,4% comprando compañías farmacéuticas (como Roche, Novartis, Merck y Pfizer), compañías de seguros de salud (como la norteamericana UnitedHealth) y empresas de gran consumo con potentes divisiones de cuidados personales. Aunque este vehículo ha funcionado muy bien en 2018, su rentabilidad media anual en los últimos tres ejercicios ha sido solo del 1,13%. “En este momento final del ciclo los inversores están buscando compañías estables y sólidas, con ese componente defensivo que tienen las compañías farmacéuticas, por lo que ha funcionado muy bien esta temática”, explica Celso Otero, gestor de Renta 4 Banco.

Dentro de estos fondos de salud también ha ido muy bien el de Ibercaja Sanidad, que ser revaloriza en el año un 5,78%.

Además de las compañías farmacéuticas y de cuidados, también han funcionado algunos fondos que invierten en compañías tecnológicas. Es el caso de CaixaBank Comunicaciones Estándar, que logra mantener una rentabilidad por encima del 7% este año, gracias a sus inversiones en los gigantes estadounidenses Apple, Microsoft, Facebook, Google o Intel. También ha logrado un rendimiento destacado el Mutuafondo Tecnologíco (+2,4%). En este caso se trata de un fondo de fondos que busca a los mejore especialistas en seleccionar compañías especialistas en este segmento.

Normas