Banca

BBVA reparte poder entre Torres y Genç y revoluciona su organigrama

El consejero delegado deja de depender del presidente y reportará al consejo, y se nombra a Francisco González presidente de honor

BBVA pulsa en la foto

Nuevos tiempos para la gran banca española. Tanto Santander como BBVA mantendrán sus presidencias ejecutivas tras los nuevos cambios llevados a cabo en las cúpulas de los dos grupos bancarios. Pero se han producido ciertos recortes de poderes que se encuentran en línea con las recomendaciones de los supervisores internacionales y con lo que lleva reclamando también el mercado desde hace años. Eso es al menos lo que reconocen fuentes financieras tras analizar la nueva estructura de reparto de poder entre el nuevo presidente ejecutivo, Carlos Torres, y el nuevo consejero delegado, Onur Genç, de BBVA.

El nuevo organigrama presentado ayer por BBVA supone una auténtica revolución sobre los que se han ido sucediendo a lo largo de los 19 años en los que ha estado Francisco González al frente del grupo con todos los poderes ejecutivos.

El banco ha aprovechado la sucesión “ordenada” de González, como aseguran fuentes del banco, para limitar los poderes de su sucesor en el cargo, Carlos Torres, y ampliar los del nuevo número dos, Onur Genç, como ya adelantó Cinco Días el pasado 5 de diciembre. De esta forma, tanto el presidente como el consejero delegado se repartirán las funciones ejecutivas en una especie de bicefalia. El consejo de administración de BBVA, aprobó, además de las nuevas funciones de los primeros ejecutivos, otros cambios que afectan a un total de 10 directivos, que cambian de responsabilidad para asumir nuevas funciones o hacerse cargo de algunas de las áreas creadas por la entidad para impulsar su reestructuración digital.

Además, se ha nombrado a Francisco González, número uno de BBVA desde 1996, presidente de honor del banco y responsable de su fundación.

Torres será, a partir de enero, responsable de la dirección y adecuado funcionamiento del consejo de administración, las funciones de supervisión de la gestión, la representación institucional de la entidad y el liderazgo e impulso de la estrategia del grupo y de su proceso de transformación. Mientras que el nuevo consejero delegado, que solo lleva seis años en el banco y de experiencia en banca minorista, será el encargo, será el responsable del día a día de la entidad. Así, será el responsable de la gestión ordinaria de los negocios, reportando directamente de sus funciones al consejo de administración, lo mismo que Torres, que se encargará más de la parte institucional, legal y de estrategia.

Así, desde el punto de vista de ejecución, la nueva estructura supone que las áreas clave relacionadas con la transformación pasarán a depender de Torres, mientras que las áreas de los negocios quedarán como competencia exclusiva de Onur Genç (Genç era hasta ahora CEO de BBVA Compass, su filial en EEUU. Fue nombrado responsable de BBVA en EEUU en enero de 2017. Antes fue subdirector ejecutivo de Garanti Bank, filial turca en la que BBVA controla el 49,85%).

Hasta ahora el número dos del banco reportaba directamente al presidente de quien colgaba en el organigrama. Estas delimitaciones pretenden reforzar la separación de funciones entre presidente y consejero delegado, eliminando la dependencia jerárquica.

“Hemos completado una sucesión bien planificada, que apuesta por el talento interno y garantiza la continuidad de nuestro proyecto de transformación”, aseguró ayer Torres Vila, consejero delegado del banco hasta el próximo 31 de diciembre, fecha en la que se espera que los cambios aprobados por el consejo hayan ya recibido el visto bueno del regulador. De momento, y desde hace una semana Genç ha sido recibido por el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos y por la subgobernadora, Margarita Delgado. Antes ya había acudido al Banco Central Europeo (BCE) para pasar por el examen que esta institución somete a todos los nuevos consejeros de una entidad.

De la nueva estructura directiva destaca la salida de tres ejecutivos, entran cinco nuevos y seis cambian de función. Juan Asúa, histórico banquero procedente de BBV, queda fuera del organigrama ejecutivo aunque se mantiene en el banco como consejero sénior del presidente Torres. Asúa era uno de los nombres que sonaron para ser consejero delegado del grupo, pero este directivo decidió no entrar en esta carrera ya que había tomado la decisión de ir apartándose poco a poco de la gestión en el banco. 

El consejero delegado, será el responsable de la gestión ordinaria de los negocios del Grupo, reportando directamente de sus funciones al Consejo de Administración. “La fortaleza de BBVA es su equipo y eso es lo que refleja la nueva estructura”, dijo Onur Genç, actual responsable de BBVA en EE.UU. y próximo consejero delegado del Grupo.

Las áreas que reportarán al consejero delegado son: Unidades de negocio; Corporate & Investment Banking, liderada por Luisa Gómez Bravo, hasta ahora directora global de inversión y gestión de costes en BBVA dentro de Finance, pasa a liderar el área, sustituyendo a Juan Asúa. Los responsables de los países serán: Country Monitoring, Jorge Sáenz-Azcúnaga; Country Manager Spain, Cristina de Parias; Country Manager Mexico, Eduardo Osuna; y Javier Rodríguez Soler, hasta ahora al frente de Strategy & M&A, será el responsable de las operaciones del Grupo en EE UU, tras el nombramiento de Onur Genç como nuevo consejero delegado. El Country Manager Turkey será Fuat Erbil. Las siguientes funciones globales las desempeñarán: Client Solutions, Derek White. Finance & Accounting, Jaime Sáenz de Tejada.

El área de Finance pasa a integrar las funciones de contabilidad y fiscal. o Global Risk Management: Rafael Salinas. Las áreas que reportarán al presidente ejecutivo son: • Áreas relativas a las palancas clave de la transformación: o Engineering & Organization: Ricardo Forcano, actualmente responsable del área de Talent & Culture, pasa a liderar el área de Engineering que incorpora también la función de Organization. Ricardo Moreno, hasta ahora responsable de Engineering, finaliza su exitosa etapa al frente de esta área y retorna a Argentina como próximo presidente del Consejo de BBVA Francés. o Talent & Culture: Carlos Casas, hasta ahora a cargo de Compensation, Benefits & Key Roles dentro del área, será su nuevo responsable. o Data: David Puente. 20.12.2018 

Áreas relacionadas con la estrategia: o Global Economics & Public Affairs: José Manuel González-Páramo. o Senior Advisor to the Chairman: Juan Asúa asume esta nueva función, tras su etapa al frente de Corporate & Investment Banking. o Strategy & M&A: Victoria del Castillo, hasta ahora M&A Managing Director para Europa y Turquía, pasa a ser su responsable. o Communications: Paul G. Tobin.

Las relacionadas con el ámbito legal y del Consejo: Legal: María Jesús Arribas, actual directora de servicios jurídicos corporativos, liderará esta área. La función de Compliance, actualmente en este área, pasa a integrarse en un área de nueva creación. o General Secretary: Domingo Armengol.

Por último, se refuerza la independencia de determinadas áreas de control, estableciendo un reporte directo de sus responsables al Consejo de Administración a través de sus correspondientes comisiones: • Se crea el área de Supervisors, Regulation & Compliance, que estará liderada por Eduardo Arbizu, hasta ahora responsable del área de Legal & Compliance.

Se encargará de la relación con supervisores y reguladores; el seguimiento y análisis de las tendencias regulatorias y el desarrollo de la agenda regulatoria del Grupo; y la gestión de los riesgos derivados de las cuestiones de cumplimiento normativo, al integrarse aquí el área de Compliance.

El área de Internal Audit pasará a estar liderada por Joaquín Gortari, hasta ahora director del gabinete de Presidencia, sustituyendo a José Luis de los Santos, que finaliza una exitosa carrera de más de tres décadas en la entidad. Por último, Ricardo Gómez Barredo, actual responsable del área de Accounting & Supervisors, seguirá vinculado al Grupo como miembro del Consejo de Administración de Garanti, la franquicia de BBVA en Turquía.

Otras claves de los cambios

Francisco González deja el consejo. El consejo de administración celebrado ayer ha sido el último al que ha asistido Francisco González, ya que ha decidido despedirse un año antes de cumplir el plazo legal para su salida, en marzo de 2020. Según los estatutos podría seguir hasta la primera junta tras cumplir los 75 años de edad, lo que ocurriría en 15 meses. Su puesto en el consejo ha sido ocupado por Onur Genç.

Más mujeres. Dentro de los cinco nuevos nombramientos en la primera línea ejecutiva, tres de ellos son de mujeres. Además, se trata, en todos los casos, de promociones de talento interno.

Reparto más claro. Durante el mandato de Francisco González nunca ha habido un ejecutivo que hiciese verdaderamente de contrapeso, su sucesor, Carlos Torres ha llevado a cabo una separación más clara y coherente de las funciones entre el presidente y el consejero delegado, como reclamaba el BCE y el Banco de España.

Mejorar las relaciones. Las relaciones de González con el BCE no eran muy fluidas. Ahora Torres pretende recomponer las relaciones de BBVA con los supervisores europeos.

Normas