Fusiones y adquisiciones

Los inversores extranjeros comprarán empresas españolas más pequeñas en 2019

La actividad de M&A aumentará un 10%, según un informe de Baker McKenzie

Los inversores extranjeros comprarán empresas españolas más pequeñas en 2019

La actividad de fusiones y adquisiciones en España volverá a marcar músculo el año que viene. O, al menos, eso se desprende del informe elaborado por Baker McKenzie, que prevé que el número de transacciones se incremente en un 10% y pase de las 773 registradas el año pasado a 854. Todo ello después de un ejercicio en el que el mercado español fue una rara avis europea y consiguió mantenerse en línea con las cifras registradas en 2017.

El motor del sector serán el año que viene los inversores nacionales. Crecerán en valor en 2019 casi el doble que en 2018 hasta alcanzar los 13.600 millones. En este cómputo entrará previsiblemente la fusión entre Unicaja y Liberbank, una de las operaciones más esperadas para el año próximo.

Algo bien distinto a lo que ocurrirá con los inversores internacionales. Según este mismo informe, las operaciones transfronterizas aumentarán hasta 467 desde las 384 registradas en 2018, pero estas serán de menor tamaño. Su valor sumará unos 28.000 millones de dólares a cierre de 2019, frente a los 61.100 millones de 2018, una cifra que ha batido todos los récords.

Es decir, los inversores internacionales hasta ahora han atacado las operaciones de mayor tamaño. Como prueba de ello, las dos mayores transacciones de 2018 son la compra del 20% que Repsol tenía en Gas Natural por CVC y la de la productora Imagina por el grupo chino Orient Hotai. Pero ahora, con las valoraciones de las empresas en plena escalada y el mercado de megadeals (los que superan los 1.000 millones) copado, optarán por invertir menos dinero pero en más empresas y más pequeñas.

Paralelamente, los inversores españoles hasta ahora han forjado su éxito precisamente en compañías de tamaño medio y frecuentemente en manos de familias. Pero ahora fondos nacionales como Portobello, Magnum o MCH buscan dar un salto en tamaño que acorte la brecha con los fondos extranjeros.

En cuanto a las salidas a Bolsa, el informe de Baker McKenzie augura que dejen atrás un año adverso y multipliquen su valor por cuatro hasta alcanzar los 3.874 millones. Prevé asimismo un moderado descenso en 2020 hasta los 2.215 millones de dólares, aún muy por encima de los cerca de 900 millones de dólares captados en los debuts de 2018.

"En 2019 veremos un impulso aún mayor tanto en fusiones y adquisiciones como -particularmente- en salidas a Bolsa en nuestro país. El crecimiento económico español seguirá siendo consistente, la actividad transaccional doméstica se mantendrá e incluso incrementará (con fuerte protagonismo del capital riesgo), continuará habiendo interés por parte de inversores fuera de nuestras fronteras por compañías españolas y, si el contexto es favorable, asistiremos a debuts relevantes en los parqués, incluidos algunos significativos que tuvieron que posponerse en 2018. Aunque España sigue siendo objetivo de grandes inversores internacionales, también hay que tener en cuenta que las empresas españolas continúan imprimiendo ritmo a sus operaciones en el exterior. Nuestro país cuenta con gigantes que se seguirán fortaleciendo en el extranjero y con empresas de tamaño mediano que están internacionalizando de forma creciente su negocio", aseguran Enrique Carretero y Javier Menor, socios de M&A de Baker McKenzie.

Normas