Noticia patrocinada

AvalBox reduce a megas el papeleo con el avalista

Un trámite que normalmente es largo y tedioso se vuelve rápido y cómodo gracias a una herramienta pionera de BBVA

BBVA AvalBox
¿Retrasos en la entrega de una obra? Ahora puede pedir a BBVA que ejecute el aval con un toque. Getty Images

Cuando una empresa no cumple con la entrega de una obra dentro del plazo al que se había comprometido o vende una máquina que no funciona bien, se ve obligada a pagar una penalización. En esos casos, resulta de gran utilidad contar con el respaldo de un avalista, un tercero que asuma el pago de esa obligación. La mayoría de bancos ofrecen esa cobertura. El problema es que activarla no es sencillo: requiere tiempo y papeleo. 

Para agilizar ese trámite, BBVA ha lanzado AvalBox, una nueva herramienta digital que permite solicitar, presentar y consultar avales de forma online, simplificando un proceso que hasta ahora solo podía gestionarse de manera presencial y en papel. De este modo, la entidad se convierte en la primera de España en digitalizar este servicio a empresas.

Óscar Vélez de Mendizábal, director de transformación para clientes empresariales de BBVA España, explica que gracias a AvalBox, sus clientes pueden realizar una gestión, que antes les suponía mucho tiempo, de una forma rápida, cómoda y sencilla.

BBVA AvalBox
Aplicación móvil de BBVA AvalBox.

Para entender la magnitud del cambio, hay que conocer primero lo que significa un aval bancario y lo que supone ejecutarlo. Hablamos de una operación de garantía, por la que un banco (avalista) se compromete a responder del cumplimiento de la obligación de un cliente (avalado) ante un tercero (beneficiario) en caso de que éste no lo haga.

Normalmente, los avales garantizan obligaciones contractuales contraídas con el beneficiario o responden al pago de cierta suma de dinero, ya sean operaciones de naturaleza comercial o de crédito.

Hasta ahora, se trataba de un proceso largo, puesto que requería acordar un modelo que fuera revisado por los servicios jurídicos de la entidad, su elaboración por parte de los departamentos administrativos, la firma manuscrita de los apoderados de BBVA, recogida física por parte del avalado y la entrega al beneficiario. Los tiempos para el cliente, además de extensos, eran a menudo imprevisibles. Además, no se aseguraba la autenticidad o la custodia del documento.

AvalBox
La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre custodia el documento.

BBVA ha simplificado todo este proceso. El aval digital permite solicitar, presentar y consultar el documento de forma rápida y con la máxima seguridad. La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre actúa como tercero de confianza y, apoyándose en la solución desarrollada por su socio tecnológico Accenture, comunica a los intervinientes la emisión del aval, custodia el documento y ofrece un servicio de verificación.

Todo ello sin menoscabo de que la gestión también se pueda realizar como hasta ahora, en papel, una opción que la herramienta permite. En ese caso, sólo hay que solicitarlo a través de AvalBox y recogerlo en una oficina comercial. 

Cuando el beneficiario sea la Administración General del Estado, el aval también puede presentarse telemáticamente ante la sede electrónica de la Caja General de Depósitos (Tesoro Público), con la que BBVA ha alcanzado un acuerdo. Asimismo, el proceso puede consultarse desde la web o desde el móvil, tanto por parte de la empresa como del beneficiario, tanto si pertenece al sector público como al privado.

BBVA estima que más de 10.000 empresas podrán beneficiarse de la solución, ahorrando tiempo y costes de custodia

BBVA estima que más de 10.000 empresas clientes podrán beneficiarse de esta nueva herramienta. "Las compañías no solo evitarán desplazamientos y ahorrarán tiempo, también los costes de custodia y mejorarán la gestión integral de su negocio", destaca Vélez de Mendizábal.

Óscar Vélez de Mendizábal
Óscar Vélez de Mendizábal, director de transformación de BBVA España.

Para poder gestionar de forma online los avales, los clientes únicamente tienen que estar dados de alta en BBVA Net cash y en el módulo correspondiente, y contar con una línea en vigor con límite disponible.

Actualmente, la aplicación está abierta para grandes empresas y a partir de enero estará disponible para pymes.

La transformación digital, una prioridad

AvalBox forma parte de la decisión de BBVA de extender a sus clientes las ventajas de la transformación digital, un proceso que el banco entiende como un medio para facilitar la vida a los clientes, poniendo en sus manos las herramientas necesarias para que tomen sus propias decisiones.

"La transformación digital es ya una realidad y está dando muy buenos resultados", señala Cristina de Parias, directora de BBVA España, quien precisa que actualmente más del 90% de los productos y servicios ofrecidos por el banco están disponibles en canales digitales y el 80% de los préstamos al consumo (incluyendo la financiación de compras con tarjetas) se conceden de esta forma. "Además, una de cada cuatro altas de nuevos clientes se realizan fuera de la oficina", puntualiza.

En el caso específico de las empresas, la directora de BBVA subraya que la transformación digital "es una prioridad", en la que el banco está consiguiendo grandes avances, no solo en materia de avales, sino también de riesgos, con modelos proactivos basados en big data que van a permitir la contratación online y sin documentación.

Normas